Víctor Bustos: “Los vecinos quieren que Chiarella esté acá viendo cómo viven”

(Pueblo Regional) Desde el arranque de año Venado Tuerto viene siendo víctima de fenómenos climáticos de gran intensidad que dejan como consecuencia importante cantidad de vecinos anegados.

Desde esta madrugada cayeron más 120 milímetros en la ciudad y uno de los sectores más afectados fue el barrio San Vicente, donde el agua ingresó en varias viviendas con las consiguientes pérdidas materiales para sus moradores.

En señal de protesta un grupo de vecinos se instaló en la esquina de ruta 8 y Aufranc y cortó el tránsito con un par de camiones cruzados sobre la arteria nacional, situación que se normalizó cerca de las 9 cuando personal policial y de Protección Civil municipal llegó al barrio.

En calle Dimmer, según contaron los vecinos, en el peor momento de la crisis hubo hasta 80 centímetros de agua sobre la calzada, con varias casas anegadas.

“La gente quiere soluciones. Lo llamaban al intendente (Leonel Chiarella) que no vino. Mandó gente de él, pero no vino, y los vecinos quieren que esté acá viendo cómo viven”, relató Víctor Bustos, presidente de la vecinal del San Vicente.

El vecino planteó que no hubo evacuados “porque la gente no se quiere ir de la casa por miedo a que le roben, pero veremos de qué forma lo que se le mojó  la gente la Municipalidad lo puede reemplazar”.

De todas formas Bustos reconoció que la crisis de esta madrugada fue menor que la de fin de año que “fue un desastre total”.

Consultado por Pueblo Regional sobre si se habían realizado obras luego de la tormenta del 30 de diciembre, el vecinalista comentó que “yo les marqué en Maxwell y Edison, donde los tubos estaban tapados, que ahí estaba el problema, pero no lo arreglaron y ahora están rompiendo la calle con una retroexcavadora para que corra el agua”.

El dirigente reconoció que “desde la Municipalidad siempre hemos tenido una respuesta, de mediana importancia, pero el otro problema es que los vecinos tiran mucha basura en los zanjones. Los vecinos no toman conciencia de que tapar los zanjones, a la larga, trae este tipo de consecuencias”.

Por último, pidió al intendente Chiarella y su equipo que realice un relevamiento en el barrio de los vecinos que sufrieron pérdidas materiales para que las puedan recuperar: “Hay mucha gente humilde que si se le moja un colchón tiene muchas dificultades para reponerlo, lo mismo con la ropa y los muebles. Por favor que desde la Municipalidad o la Provincia les repongan esas cosas”, completó Bustos. (fotos gentileza VerTV y FM Dale!)

 

 

Noticias Relacionadas