Venado Tuerto: el crudo dato de cuántos se quedaron sin trabajo en las panaderías por la caída en las ventas

La problemática laboral va tomando con el paso de los días más relevancia en esta zona del centro del país, donde los sectores industrial y comercial comienzan a sentir los efectos de la política económica nacional.

A la lista de empresas que comenzaron a despedir trabajadores que viene siguiendo PUEBLO Regional, ahora se suman otros datos estadísticos que permiten avizorar un futuro gris oscuro.

En el caso del gremio de Panaderos y Confiteros, según informó el edil justicialista, Patricio Marenghini “pasaron de tener 205 afiliados a 179, y ellos empezaron a notar que muchas panaderías van cerrando y que esta problemática afecta a todo el país, con la aparición de panaderías sin venta al público para evitar costos de mantenimiento y pago de impuestos”.

En este rubro también está el caso de algunas panaderías que dejaron de fabricar y comercializan el pan producido por otras empresas, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo.

Todos estos datos surgieron de una reunión entre distintos gremios con sede en la ciudad, de la que también participó Marenghini, que viene siguiendo de cerca la cuestión social y laboral.

“Lo primero que nos manifestaron los gremios es que están en alerta continuo, porque cada semana que pasa hay nuevos despidos y por eso vienen trabajando en forma conjunta”, describió Marenghini.

El primer caso que se analizó, y el más coyuntural, es el de los empleados del Peaje de ruta 33, agremiados en el Sindicato Unico de Trabajadores de Concesiones Viales (Sutracovi), que “tienen una gran incertidumbre sobre qué sucederá con los puestos de trabajo hacia fin de junio cuando se termine la concesión y queden en manos de la empresa que ganó la licitación para la construcción de la Autopista 33”.

En este punto, el edil oficialista remarcó que “la letra chica del contrato es totalmente repudiable, porque elegantemente les están diciendo que no van a continuar”.

En una compleja situación también está la textil Procesadora Centro, que está en convocatoria de acreedores, con 120 puestos de trabajo en peligro, aunque todavía siguen percibiendo sus salarios básicos, aunque se recortaron adicionales, horas extras y premios. En una situación similar se encuentran todas las textiles, empresas de calzados, cueros y vestimenta, afectadas por la apertura de las importaciones.

Desde la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) manifestaron que no hay salida laboral en ese rubro en estos momentos y solamente se están manteniendo las grandes obras que ya tenían cerrados contratos con anterioridad a la crisis.

En el caso de los trabajadores del correo privado OCA, están cobrando los sueldos en forma discontinuada, con posibilidad de perder puestos de trabajo en las filiales locales.

En el caso del gremio de Panaderos y Confiteros, según informó Marenghini de lo transmitido en la reunión “pasaron de tener 205 afiliados a 179, y ellos empezaron a notar que muchas panaderías van cerrando y que esta problemática afecta a todo el país, con la aparición de panaderías sin venta al público para evitar costos de mantenimiento y pago de impuestos”.

En este rubro también está el caso de algunas panaderías que dejaron de fabricar y comercializan el pan producido por otras empresas, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo.

puebloregional(280×180)

puebloregional(280×180)

banner-pueblo-reg

banner-pueblo-reg

banner-publicidad-webnova

banner-publicidad-webnova