Venado: trabaja más de 12 horas diarias y arma y desarma pelopinchos para mantener a su familia

Un par de meses atrás un vecino de la ciudad comenzó a promocionar por las redes sociales un servicio muy original: limpieza, arreglo, armado y desarmado de piletas de lona. Para quienes cada año tienen que sufrir la desgracia de realizar estas tareas fue un alivio conocer la existencia de este servicio, al tiempo que muestra la originalidad de los argentinos para tratar de sobrevivir a las eternas y recurrentes crisis económicas.

Jonatan Barrientos tiene 28 años y lanzó esta original propuesta al día siguiente de la Navidad de 2018. Su grupo familiar está compuesto por un hijo de 5 años y su actual pareja y vive en el barrio Malvinas Argentinas. Antes de volcarse al arreglo, limpieza y armado de piletas de lona, Jonatan realizaba trabajos de albañilería junto a su padre, pero la crisis que golpea al sector de la construcción lo dejó sin su sustento diario. También se ha dedicado a la pintura de obra y la realización de trabajos en techos, entre otras tareas.

“En la actualidad el armado de piletas es mi único ingreso. Vivo, como y pago las cuentas con lo que gano con este trabajo y la limpieza de terrenos”, contó a PUEBLO Regional Barrientos que desde los 13 años viene “poniendo el lomo” aunque nunca trabajó en blanco. “Cuando terminé la primaria dejé la escuela, y a los 13 años empecé a trabajar”, apuntó.

Sobre cómo se le ocurrió ofrecer este servicio, el entrevistado narró: “Un día fui a armarle la pileta a mi hermana y después subí un estado en facebook para ver qué pasaba. A partir de ahí me salió mucho trabajo y empecé a ofrecerme para otras cosas, como limpieza de terrenos, hacer pozos para piletas y pozos ciegos, limpieza de tanques de agua, poda. Yo a las 6 de la mañana arrancó y trabajo hasta que baja el sol”

Desde el 26 de diciembre a la fecha Jonatan armó más de 300 piletas en Venado Tuerto, por lo cual cuando termine la temporada veraniega tendrá, como mínimo, una cantidad similar de trabajo para desarmarlas.

A la hora de elegir entre trabajar en una empresa con todos los papeles en regla o seguir en la informalidad, Barrientos prefiere mantener su proyecto y “llenar mis bolsillos y no los bolsillos de los demás, más hoy en día como está la economía que la plata no alcanza”.

De todas formas reconoció que en caso de reabrir sus puertas el frigorífico ubicado en la ruta 33 le gustaría entrar a trabajar ahí, sobre todo porque le queda a un par de cuadras de su casa.

Los servicios de Jonatan Barrientos se pueden contratar al celular (3462) 621365 o en el facebook personal.

banner-publicidad-webnova

banner-publicidad-webnova

puebloregional(280×180)

puebloregional(280×180)

banner-pueblo-reg

banner-pueblo-reg