Venado: pese a la disparada de precios algunas carnicerías se esfuerzan por mantenerlos

(PUEBLO Regional) Durante el periodo de cuarentena, el precio de la carne sufrió aumentos considerables en muchos comercios de la ciudad. Esta situación alteró aún más el consumo y generó un amplio malestar en buena parte de la población. En diálogo con PUEBLO Regional, los carniceros locales explican que, en muchos casos, se hacen esfuerzos para mantener las ofertas vigentes, pero que resulta muy difícil porque “el problema está vinculado no tanto a la especulación por la crisis, sino a que no se hay stock de animales en pie”, explica Lucas Peppino, de la carnicería La Pulpería.

A su vez, el freno en las ventas a Europa y China resintió la exportación y esta situación impactó en la producción. También el sector se vio afectado por la caída abrupta en el movimiento comercial de restaurantes, hoteles y el consumo en mostrador, que descendió un 70% a raíz de la crisis desatada por el coronavirus.

También es necesario considerar que el 50% del mercado de consumo es informal y la cuarentena cortó la cadena de pagos, lo que perturbó absolutamente los canales de comercialización. Al mismo tiempo, las curtiembres anunciaron que no recibirían los cueros a los frigoríficos. Por otra parte, hubo un importante incremento en los precios de la hacienda en pie en el Mercado de Liniers, con cifras récord en lotes de consumo liviano.

Por su parte, la Mesa de las Carnes, que nuclea a más de 45 entidades, cámaras, federaciones y asociaciones, aclaró mediante un comunicado que se mantiene el normal abastecimiento de carne y desmintió aumentos significativos.

«Ante distintas versiones periodísticas que hablan de aumentos de los precios de la carne, debemos aclarar a la sociedad el esfuerzo de la cadena para mantener el abastecimiento normal de carne, y desmentir rotundamente aumentos de la magnitud que se divulgan», explicó el texto.

El alza de los valores comenzó desde el primer eslabón de la cadena, en la hacienda en pie en el mercado de Liniers donde crecieron entre un 10% y 12% desde marzo. El precio del novillito pasó de 101 pesos el kilo a principios de mes a tocar los 117 pesos la semana pasada mientras que actualmente en esa categoría se encuentran en valores de entre 105 y 110 pesos por kilo.

Luego, el auge del valor en el kilo vivo se trasladó a las carnicerías y supermercados. La media res descargada en la carnicería pasó de un promedio de 205 a 215 pesos por kilo a principios de mes a 220/240 en estos últimos días.

Según el informe elaborado por el área de información económica y estadística del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), el valor de la carne vacuna se incrementó 5,8%. Pero cabe aclarar que la suba sería aún mayor ya que el relevamiento de precios, que es medido todos los meses en 200 puntos de venta de Capital Federal y Gran Buenos Aires, fue realizado durante la segunda semana del mes, previo a que se profundice la pandemia en Argentina y que se eleve el importe aún más.

06.04.2020
1:56 Hs

Etiquetas: