Una historia de vocación y entrega: Mercedes Aries, la directora del Samco de San Francisco que da el alta caminando a pacientes aislados para charlar con ellos

La semana pasada, a través de un posteo del presidente comunnal de San Francisco, Ignacio Freytes, se conoció la historia de Mercedes Aries, una médica rural que recibió un hermoso presente de verduras de la quinta de Mingo y Marisa, pacientes a los que ella atendió mientras cursaban el aislamiento por la pandemia de coronavirus y a lso que personalmente y caminando fue a darles el alta.
Desde Pueblo Regional quisimos conocer un poco más de cerca la historia de la médica, para reflejar y adentrarnos en como es ser médico de un pueblo con características rurales en esta época de pandemia.
Mercedes Aries tiene 35 años, es oriunda de Huanguelén, una localidad del partido bonaerense de Coronel Suárez, al sudoeste de la provincia de Buenos Aires. “Toda mi familia vive allá. Yo me fui a estudiar a Capital federal y ahí conocí a Javier, mi marido que es de Venado Tuerto. Después me vine a vivir a Venado donde hice mi residencia en medicina general y familiar en el Hospital e hice el posgrado en la Facultad de Rosario. Desde 2015 que vivo en Venado. Mis hijos son venadenses.

Mercedes Aries comenzó a trabajar en San Francisco en septiembre de 2018, al principio dos veces por semana y ahora, desde principio de este año como directora del Samco acude tres veces por semana, además de trabajar los martes en Maggiolo y los jueves en San Eduardo. También trabaja en la guardia de Instituto del Diagnóstico en Venado, pero en los pueblos es donde se siente como en casa. “Yo me crié en el campo, por eso siempre me interesó la medicina rural. Cuando terminé la residencia quedé trabajando para la Provincia con un cargo jerárquizado y desde el Nodo me mandaban donde había emergencia por falta de médico”, explicó Mercedes a Pueblo Regional

.

Este año, al inicio de la pandemia de Covid-19, Mercedes estuvo de licencia por maternidad y se reincorporó a su trabajo en junio. “Ya estaba comenzada la pandemia cuando retomé y empecé de nuevo en San Francisco. Los primeros meses estuvo tranquilo porque no teníamos casos en la localidad, asique aprovechamos a hacer controles más que nada de adultos que tenían pendientes sus controles con esto del aislamiento y la cuarentena”, comentó la médica.
Pero el coronavirus se esparció en nuestro sur provincial, y la localidad de San Francisco no quedó exenta a este virus que sigue azotando nuestra región. “El mes pasado comenzamos con los primeros casos. Fue un primer foco que tuvimos que por suerte y gracias a Dios, la gente consultó y pudimos detectarlo tempranamente, aislar a los contactos estrechos que fue un gran esfuerzo para todas las familias que tuvieron que pasar por eso, porque es gente que tuvo que perder sus días de trabajo. Ellos entendieron, y armamos un Comité de Emergencia con otra gente de la localidad, de la Comuna, del Centro de Salud y la Policía para entre todos poder ir haciendo el seguimiento y el control del aislamiento para evitar la diseminación del virus”.
Las acciones tomadas en San Francisco fueron muy efectivas, logrando contener el brote muy pronto y de esa manera pudieron tener pocos casos hasta el momento.

“Realmente fue muy efectivo, porque tuvimos 11 casos, algunos confirmados por hisopado y otros declarados positivos por nexo epidemiológico. Gracias a toda esta gente que cumplió el aislamiento y que entendió la situación epidemiológica pudimos frenar este primer brote. Mingo y Marisa eran los últimos que me quedaban por dar el alta y en este momento no tenemos gente positivos ni en aislamiento”.
En cuanto a la histotia que tuvo gran trascendencia en las redes sociales por el presente que los pacientes le hicieron a la actual directora del Samco de San Francisco, la doctora Aries explicó: “A Mingo y Marisa me acerqué al domicilio para darles el alta porque habían estado mucho tiempo en aislamiento y es gente de trabajo. Por eso fui personalmente para poder charlar y ver como estaban. La verdad que fueron muy amables. Habían estado trabajando mucho en la huerta esos días de aislamiento y muy amablemente me dieron varias cosas, las dos bolsas que se ven en la foto”.

Seguidamente, consultamos a la directora del Samco sobre el estado del Centro de Salud de la vecina localidad y las prestaciones con las que cuentan los habitantes de San Francisco, destacando el gran aporte que hace la Comuna local para la salud de los vecinos: “En el Centro de Salud de San Francisco está la enfermera que es del pueblo y que trabaja de lunes a viernes, yo voy tres veces pos semana por la Provincia y hay otra médica que también va tres veces por semana y eso lo cubre la Comuna. También va una odontóloga y un pediatra por la Provincia y una bioquímica, una Trabajadora Social y una Psicóloga por la Comuna. A su vez hay una encargada de Salud de la Comuna que es radióloga, pero también hace prácticas y contención en lo que es la primera asistencia de salud y después hay una ambulancia, que si bien no tenemos cargo de chofer de ambulancia de Provincia y estuvo un tiempo sin poder funcionar ahora hay dos choferes que los cubre la Comuna”.
Por último, Mercedes Aries explicó como se maneja para viahar de Venado a San Francisco y a las localidades en las que trabaja, donde remarcó la diferencia que existe entre el trabajo en un pueblo y en la ciudad: “Habitualmente yo voy con mi auto de Venado a San Francisco y si hay alguna casa que visitar que queda lejos también voy en mi auto, pero ahora como tenemos que usar todo el equipo de protección personal voy caminando, para no infectar, Igaulmente nada es muy lejos. Puntualmente a darles el alta a Mingo y Marisa fui caminando porque es a tres cuadras de la salita”.

 

Noticias Relacionadas