Un restaurant venadense prepara viandas para la gente que lo necesita

El restaurant Henry Cooke cerró el día que comenzó la cuarentena. Desde entonces, las pérdidas fueron impresionantes, dado que todos los empleados fueron enviados a sus casas, pero la empresa continuó haciéndose cargo de los sueldos como corresponde.

Para ocupar parte de la capacidad ociosa que la situación les generó y poder tener algún ingreso que les permitiera amortiguar en parte las pérdidas, se ejecutó un sistema de delivery nocturno. Sin embargo, las ganancias son insignificantes en relación al quebranto que genera este contexto.

“Las consecuencias en el sector gastronómico serán tremendas, porque va a ser uno de los últimos sectores en reactivarse y posiblemente será con una disminución del 50% de la capacidad, aunque ni siquiera está en carpeta, como es lógico”, apuntó el dueño del establecimiento, Darío Jeannot.

Dada su función pública y el compromiso social que siempre lo caracterizó, el concejal decidió poner al servicio de la comunidad la cocina del restaurant y en coordinación con Venado Ayuda preparan viandas para las personas que necesitan recibir un plato de comida.

Se comenzaron a hacer con alimentos donados y se entregan un total de 300 viandas los miércoles, 250 los jueves y, además, se preparan otras 1200 viandas por semana con productos que compra la empresa, pero también con mercadería que acercan los vecinos.

“Las necesidades son cada vez más y, por suerte, diría que el personal hasta se pelea para ir a laburar, le ponen mucha onda en una situación muy difícil, pero se entusiasmaron con dar una ayuda y le ponen el mismo énfasis a hacer estas viandas que a preparar el plato más caro para un cliente”, señala Jeannot.  

En cuanto a la metodología de trabajo, el edil local explica que, por lo general, son seis personas que ayudan en cada una de las jornadas y una parte del equipo de Venado Ayuda se pliega a las tareas para preparar la comida y repartirla.

15.05.2020
3:59 Hs

Etiquetas: