Un dato que preocupa: En Venado Tuerto, casi la mitad de los trabajadores sanitarios se encuentran con licencia

Como se viene hablando en el último tiempo, en nuestra región la mayor preocupación de las autoridades de Salud no son las camas, sino el personal con el que se cuenta para atenderlas. El departamento General López del que somos parte representa el 10 por ciento del total de los infectados de Covid-19 en la provincia, solo por detrás del departamento Rosario el cual acumula más de 3 mil contagios, o sea, un 53 por ciento del total de Santa Fe.

Al aumento exponencial de enfermos en todo el territorio de General López, sobre todo en Venado Tuerto con circulación comunitaria y que día a día arroja números altos de contagios, se suma la falta de enfermeros para la atención de los pacientes. Según datos aportados por el senador Lisandro Enrico al portal Sin Mordaza, el 42 por ciento de los trabajadores se encuentra bajo licencia, ya sea por permanecer dentro de la franja de riesgo, por la posesión de comorbilidades o por hijos a cargo.
Venado Tuerto, es la ciudad con mayor número de casos, ostentando el para nada envidiable promedio de 30 infectados diarios. Nuestra ciudad posee uno de los hospitales públicos más modernos del país, sin embargo, carece de personal para que funcione en su máxima capacidad.

En apenas 15 días, el número de personas en terapia intensiva dentro del departamento pasó de tres a ocho, lo que evidenció la “situación preocupante de General López”, afirmó el senador Lisandro Enrico a Sin Mordaza.
“Desde hace tiempo insistimos que se busquen más recursos. La falta de enfermeros y el avance de la enfermedad se repite en ciudades como Firmat y Rufino. El problema radica en que el sector privado paga el doble que el público, pero no atiende a enfermos de Covid”, reveló el legislador.

Enrico señaló que existen acuerdos entre el personal de Salud del departamento para que se produzca un retroceso de fase o se emprendan mayores restricciones para evitar el aumento de contagios, principalmente, en una región donde “la situación sanitaria está cada vez más comprimida”, manifestó el senador.

 

Noticias Relacionadas