Sería en agosto: aprobaron protocolos para el inicio de clases presenciales

El Consejo Federal de Educación (CFE) aprobó este jueves de manera unánime el protocolo para el retorno a clases presenciales en la educación obligatoria y terciaria.
El documento constituye un piso mínimo de requerimientos para la apertura de instituciones educativas, a partir de los cuales cada jurisdicción podrá agregar criterios adicionales y adecuarlos a la realidad local. Acordado por las 24 jurisdicciones, empezaría a regir desde agosto. Las 10 pautas principales de la nueva normalidad en las escuelas son: Los establecimientos deberán asegurar el acceso a insumos básicos de higiene: lavamanos, agua, jabón, alcohol en gel y cestos de basura.

Se destinarán al menos 15 minutos semanales a repasar la importancia, y correcto procedimiento de la higiene de manos.
La hora de ingreso será espaciada. Es decir, que habrá distintos turnos para evitar amontonamientos en la entrada a la escuela y congestionamiento del tránsito. El horario evitará la hora pico laboral.
El uso del tapabocas será obligatorio en todo momento. Debe explicarse su correcto uso cubriendo por completo la nariz, boca y mentón, y sus técnicas de limpieza.
El distanciamiento también será obligatorio. Dos metros en espacios comunes y 1,5 metros en el aula.
Se implementará, además, asistencia alternada, con clases desde el hogar para contar con mayor espacio en los salones.
No se permitirá compartir mate, vajilla, útiles, ni otros utensilios personales.
«Burbujas». Se trata del nuevo orden en las aulas que aconseja el Ministerio de Educación de Nación: dividir la clase en pequeños grupos de tres o cuatro estudiantes -siempre respetando el distanciamiento- que trabajen en los vértices del aula.
El recreo tampoco será el mismo. Habrá un horario específico para cada grado para minimizar al máximo la interacción.
No habrá actos escolares hasta que la situación lo permita.
Ante un caso sospechoso, la primera acción será el aislamiento y el hisopado del alumno. Se ubicará a los compañeros que tuvieron contacto con el supuesto positivo -aunque no esté confirmado- y también se los aislará y testeará. Al día siguiente, la escuela permanecerá cerrada para desinfección.

«La realidad de la circulación del Covid-19 en el país es muy diversa, por eso sostenemos la importancia de la construcción de consensos ayudando a contener y derribar los lógicos temores de familias, docentes y estudiantes», dijo el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.

 

Noticias Relacionadas