Santa Isabel golpeada por las medidas del Gobierno nacional

Las medidas económicas adoptadas por el macrismo están teniendo duras consecuencias en la localidad de Santa Isabel, como en muchas otras poblaciones que dependen de las pequeñas y medianas empresas.

El año pasado cerró una fábrica de quesos, este año ocurrió lo mismo con el molino harinero, la cooperativa agropecuaria está con serios problemas económicos; el frigorífico de cerdos, una de las principales fuentes de trabajo, está trabajando muy por debajo de su capacidad productiva.

“Nuestra comuna es una empresa más, estamos atendiendo las necesidades de los 4800 habitantes”, informó el presidente comunal, Jorge Raverta.

El molino de Sudamericana está alquilado y los titulares son oriundos de San Jorge. Habían quedado nueve empleados en la calle pero las noticias ahora son alentadoras. “Estamos haciendo gestiones para lograr su reapertura”, apuntó el mandatario.

El frigorífico Cotrasi tiene 50 empleados. A fin de siglo, llegó a tener más de 120 empleados. Hoy se están realizando matanzas de desposte y faena de 2 mil animales por mes, aunque el establecimiento tiene capacidad para 10 mil.

“Actualmente los sueldos son mínimos y están cargados al monotributo social”, detalló Raverta.

Hoy Cotrasi no necesita dinero, sino usuarios que lleven sus cerdos y el mercado está complicado. El rubro cerdo no es una rama confiable por el tema de los pagos.

Por último, “la situación de la cooperativa agropecuaria no es nada mejor, está en convocatoria de acreedores”, completó el presidente comunal.