Santa Fe: la provincia donde la policía tiene de rehén al gobierno

(Entrevista Dos en la ciudad, nota Pablo Salinas) El ex secretario de Seguridad de la administración de Hermes Binner, Enrique Font, se mostró muy crítico sobre los retrocesos que tuvo el gobierno provincial en la conducción de la Policía santafesina. Cuestionó al ministro del área, Raúl Lamberto y sus asesores más cercanos surgidos de las fuerzas de seguridad. También cargó sin piedad contra el senador Lisandro Enrico, a quien acusó de ser un manipulador o un ignorante en la materia. Las salpicaduras del ácido análisis de Font también alcanzaron al diputado Maximiliano Pullaro.

La inseguridad se ha vuelto moneda corriente en los medios de comunicación que, muchas veces con un marcado desconocimiento y otras con clara intención, tratan de desviar la mirada de la población buscando culpables donde no corresponde.
En esta línea se pone muchas veces el acento en las responsabilidades de las administraciones locales o la nacional, olvidando que en el medio está el actor principal y factor preponderante en la lucha contra la delincuencia, que es el gobierno provincial y todos sus organismos de seguridad.
Este tema fue analizado por Enrique Font, criminólogo, ex secretario de Seguridad del gobierno de Hermes Binner y actual representante del gobierno argentino ante el Comité de Prevención y Lucha contra la Tortura, en diálogo con el programa Dos en la ciudad que se emite por la FM pública de Venado Tuerto.
“Si uno habla de todos los fenómenos relacionados con la seguridad y todo lo que involucre a la policía, seguramente el gobierno provincial es un actor importante”, razonó Font, para luego comenzar a analizar la relación entre la administración del Frente Progresista, Cívico y Social y la Policía Santafesina.
“En el comienzo de la gestión de Binner hubo alguna apertura para intentar una política de reforma en materia de seguridad y de la institución policial, con la creación del Ministerio y la convocatoria a un profesional como Daniel Cuenca. Por este hecho muchas personas que trabajamos en el espacio del Acuerdo por la Seguridad Democrática y en nuestro caso el equipo de la universidad, ayudamos durante dos años y medio a ese gobierno, sin tener ninguna vinculación político partidaria”, apuntó.
Más crítico sobre este primer intento, el analista recordó que cuando se produjo la renuncia de Cuenca en diciembre de 2009, “la voluntad de cambio del gobierno provincial ya se había acabado. Intentaron hacer algo que han concretado actualmente, que es designar a un ministro absolutamente ignoto, sin conocimiento político y menos en materia de seguridad, tema en el que era un desconocedor nato. En ese momento el elegido fue Alvaro Gaviola, que salió del Registro Civil y hoy está como niño cantor en la Lotería Provincial, lo que marca el recorrido de alguien que no viene de la política, pero que está siempre cerca de la caja”, ironizó.
Sobre la gestión de Gaviola en el Ministerio de Seguridad, Font recordó que estuvo acompañado por un secretario de Seguridad Pública “que era un policía retirado de la Unidad Regional II. Un policía de la línea dura, contrario a cualquier estrategia democrática de seguridad. No logró asumir porque de los cuatro secretarios que había en ese momento, dos nos plantamos muy fuerte y no íbamos a compartir gobierno en un retroceso semejante. Pero ahí se ve que ese sueño de tener conducción policial, de delegar la conducción en gente que viene de la fuerza se cumplió, porque hoy tienen una secretaria como Ana Viglione que es comisario principal, y han designado a dos gendarmes. Es un gobierno que ha retrocedido significativamente en término de delegar control sobre la institución policial, y la muestra está en la catástrofe que es la seguridad en la provincia de Santa Fe”.
Ampliando sus conceptos, el ex funcionario de la administración Binner, denunció: “Hay un vínculo entre no controlar la policía, no reformarla, no gobernarla y los problemas de seguridad, porque a ningún santafesino que tenga un poco de calle se le escapa que la policía provincial es el principal actor que participa, que gestiona, que maneja, que coordina, y hasta en algunos casos lidera, cuanto delito hay en el territorio de la provincia. Si uno habla de piratería del asfalto, de robo de cereales, de agroquímicos, de mercado de drogas, de explotación sexual, de desarmaderos, está la policía metida con distinto grado de involucramiento”.
En este punto Font consideró que “cuando un gobierno renuncia a intervenir a una fuerza que está tan profundamente atravesada por el delito, lo que está haciendo es complicar seriamente la situación de seguridad. Y este gobierno no solo delegó, sino que ya es rehén de esa institución policial”.

12.02.2015
1:28 Hs

Etiquetas:

BANNER WEB

BANNER WEB

publicidad

publicidad