PUEBLO Regional le responde al intendente Freyre

(Venado Tuerto) Por una cuestión de estricta lealtad omitiremos dar respuesta en este artículo a aquellos señalamientos de índole político que realiza el intendente José Freyre, en esta suerte de intertextualidad con nuestra publicación de principios de septiembre. Nos parece un ejercicio de absoluta justicia el haber dicho lo nuestro (desde PUEBLO Regional) en base a lo dialogado con diputados de los más diversos espacios políticos (incluido el diputado Darío Mascioli), y que el presidente del PJ santafesino (o sea Freyre) haya respondido lo suyo. La información con la que contamos no coincide con su versión. De ello hemos dado cuenta en tiempo real y públicamente cuando cubrimos los debates sobre reforma tributaria, cupo femenino y de la denominada Ley Enrico tanto en PUEBLO Regional y www.puebloregional.com.ar ; como así también en distintos medios audiovisuales de la zona en los que nos desempeñamos (LT29, TDC de Firmat o AM 1330 Rosario). El texto de Freyre contribuye aportando varios elementos de análisis muy interesantes sobre el funcionamiento interno del PJ que conduce, sobre el trabajo político llevado adelante desde el PJ venadense y sobre la mirada que él tiene de la propia estructura municipal. Y un párrafo aparte merecen sus consideraciones para con todos los diputados y senadores de su propio partido que votaron a favor de la reforma tributaria. Sí debemos aclarar algunos puntos en los que nos descalifica tanto desde lo personal (en la figura del editor Pablo Tomás Almena) o como medio periodístico. Nosotros vivimos estrictamente de nuestro trabajo, generado desde cero (el editor de este periódico es al mismo tiempo su fundador) con esfuerzo insistente, creatividad y honestidad. Lo hacemos desde hace 14 años. Hemos forjado un medio de comunicación en constante interpelación consigo mismo, libre y con una línea editorial bien definida desde su nacimiento. En el que incluso participan varios periodistas de Venado Tuerto que escriben en nuestras páginas (algunos con seudónimo) por no tener ámbito de libertad en otros medios de comunicación. Por todo ello merecemos respeto. Pero sentimos que ameritan algunos señalamientos las palabras desnudas de Freyre porque creemos que allí quedan al desnudo algunos procederes y conceptos (quizás motivados por la ira) que grafican una forma de vincularse con el prójimo, con el que piensa distinto, e incluso con el mundo en general; que da de bruces con el comportamiento público (básicamente discursivo) del actual presidente del PJ.
Repudiamos la descalificación personal que realiza el intendente al posar su mirada señalando lo que hace o deja de hacer nuestro editor “todas las tardecitas en un bar, tomando un porrón”. Jamás debería ser materia de un artículo público los comportamientos privados de los hombres. Mal estaría incluir en este texto alguna línea respecto a lo que toma, ha tomado o deja de tomar el intendente Freyre. Esa actitud es fascista. Luego Freyre se jacta de todo lo que ha hecho en favor del proyecto nacional. En la próxima edición de PUEBLO Regional presentaremos un extenso y profundo trabajo de archivo analizando el comportamiento concreto de José Freyre en uno de los momentos más duros atravesados por el kirchnerismo: el debate público por las retenciones móviles y la resolución 125.
Luego el intendente de Venado Tuerto lanza arteramente suspicacias respecto a los cuales son los móviles (desde su óptica) que nos llevaron a publicar ese artículo. Ya lo había hecho tiempo atrás al calificar a Pablo Tomás Almena (Editor de PR) como “un mercenario” en el programa Temario Regional que conduce Julio Eggimann. Nos acusaba de “mercenarios” por publicar el primer artículo sobre la participación de su hombre de confianza Juan Vidal como colaboracionista del proceso militar, y señalar su contradicción con aquello a lo que se había comprometido ante la agrupación HIJOS: echar a todos aquellos que habían tenido alguna participación en el proceso militar. Haber publicado esa denuncia (luego profundizada y hasta probada con material fotográfico y declaraciones de archivo del propio Vidal por este medio) para Freyre “era de mercenario”. Cuando publicamos nuestra investigación más profunda sobre la colaboración de Vidal con el proceso (que incluía foto en una cena privada con solo cinco intendentes junto a Jorge Rafael Videla) Freyre señaló que se trataba de una “cuita de la interna del PJ”. E incluso algunos periodistas venadenses (dos) plantearon en rueda de prensa que nosotros (PUEBLO Regional) estaba “persiguiendo a Vidal” o en “una campaña contra Freyre”. ¿Señalar el prontuario de colaborador de la dictadura genocida de uno de sus funcionarios es ir “contra el intendente”? ¿Es acosarlo personalmente? ¿No es el propio intendente el que atenta contra sí mismo amparando semejantes personajes ‘porque son útiles para el Municipio’? ¿Tanto le cuesta al intendente Freyre y sus acólitos aceptar que haya personas (ciudadanos, dirigentes políticos y periodistas) que no acuerden con él en determinadas actitudes o decisiones políticas? ¿Si alguien publica algo que no vaya en el exacto sentido de sus intereses solo se explica por la existencia de turbios intereses detrás (económicos, políticos, cuestiones personales, etc)?
Planea con agudo sarcasmo que publicamos ese artículo de opinión debido a que por “azares y casualidades” (SIC) aparece una página de publicidad del gobierno de la provincia de Santa Fe y “media página del senador Enrico”. En principio PUEBLO Regional recibe pauta del gobierno provincial desde el año 2009 (información pública disponible en la web). Y si bien hemos tenido algunas discusiones con referentes y funcionarios oficialistas jamás nos han interpelado, acusado o amenazado con retirarnos la pauta. Ni se han victimizado. Publicáramos lo que publicáramos (Ver Tapas de PUEBLO Regional). Y esto en modo alguno ha modificado nuestra labor periodística. Si se recorre la historia de nuestra línea editorial se notará que nuestra coherencia y compromiso es una de las cosas que podemos exhibir con orgullo. Aquellos a los que les parezca importante ese valor, sabrán comprendernos. Luego, Freyre plantea a lo Sherlock Holmes haber desculado el misterio de la conjura al señalar una “publicidad de media página del senador Enrico” que en realidad no es otra cosa que un artículo de opinión sobre la desfederalización de la lucha contra el narcotráfico. No era publicidad y no tuvo ningún costo. De la misma forma que no han tenido costo la página completa publicada en la edición de agosto sobre el funcionamiento virtuoso del CIC (que elogiaba su gestión en ese sentido), o la media página en la 2° edición de septiembre (que elogiaba su gestión en ese sentido) o el artículo sobre las obras de cloacas en sendos barrios venadenses (que destacaba su gestión en ese sentido) o la entrevista que le realizáramos a Poroto en el año 2010 a doble página y graficada en la tapa en una situación que lo colocaba como “el dueño de la pelota”. Desconocemos cuál es la política comunicacional de la Municipalidad y el criterio con que maneja la pauta oficial (de hecho conocemos que existen pedidos de informes de ediles en ese sentido a los que aún no le han dado respuesta) pero los artículos periodísticos no tienen precio ni costo. Por lo menos esa es nuestra política desde siempre y la conocen aquellos que nos asignan publicidad o pauta, o los que hemos entrevistado o consultado como fuente. Así se maneja PR. Finalmente sobre la victimización en la que incurre en sendos párrafos, buscando una supuesta animosidad en nuestra línea editorial, lo invitamos a repasar la serie de tapas con las que acompañamos este artículo en la que jamás nadie ni se victimizó ni nos acusó de corruptos en estos 14 años; sino que lejos de ello polemizaron con argumentos tan valederos (o más) como los nuestros. O simplemente lo comprendieron como un ejercicio más de la vida democrática.
Lamentamos que el intendente y personas vinculadas a la Municipalidad interpreten las discrepancias políticas como descalificaciones personales. Los que realmente creemos en la construcción colectiva de la verdad, aceptamos las diferencias y el debate; siempre enmarcado en una cuestión de respeto y sabemos que cuando no se coincide con alguien no significa que ese alguien sea corrupto, manejado por alguien o mala persona. Solo opina distinto.

08.11.2013
1:18 Hs

Etiquetas: