Pieroni: “Cuando se habla de eficiencia no se toman en cuenta los costos sociales”

El desguace del Banco de Santa Fe durante la era privatizadora del peronismo provincial en la década del 90’ hizo que bajo la bandera de la eficiencia muchos trabajadores quedaran en la calle o fueran transferidos a otras áreas del Estado santafesino. Con el mismo argumento el Banco de Santa Fe está en la actualidad levantando oficinas y sedes en distintos pueblos, reemplazándolos por cajeros automáticos. Así las cosas la mayoría de las localidades del departamento General López, incluida la ciudad de Villa Cañás, no cuentan en la actualidad con sede del Banco de Santa Fe.

En este marco, el diputado provincial Oscar Pieroni evaluó que “cuando se habla de eficiencia, en términos supuestamente primermundistas, no se toman en cuenta los costos sociales”.

En la misma línea tomó como ejemplo el caso de la petrolera YPF que “tenía estaciones en lugares en los que de lo contrario nadie iba a tener la posibilidad de comprar combustible. El estar instalado ahí seguramente daba pérdida, pero eso se absorbía con la gran cantidad de habitantes de Capital Federal. Esos son los famosos subsidios cruzados. El Estado a través de su estructura puede garantizar esto. El privado privilegia su rentabilidad”.

Volviendo a la operatoria del Banco de Santa Fe consideró que “seguramente cuando reemplazan a un cajero de carne y hueso por uno automático, en términos de eficiencia y costos, es muy probable que para su economía sea correcto, pero no tienen en cuenta que queda una familia desocupada, y que por otra parte, lo va a terminar atendiendo el Estado que es el que absorbe todos los costos”.

 

Noticias Relacionadas