Peretti y la reforma agraria: “Creo que hay un gran triunfo cultural de la oligarquía terrateniente que ha encapsulado y blindado ese tema”

(Pueblo Regional) Para gran parte de la sociedad argentina hablar de reforma agraria es mala palabra. Los comentarios del titular de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, sobre este tema generaron de inmediato un repudio generalizado y muy pocas voces de apoyo.

Sin embargo, el dirigente de Federación Agraria Argentina y escritor, Pedro Peretti, reivindicó esta figura de redistribución: “Nosotros tenemos un claro intento de reforma agraria en Argentina. De 1945 a 1955 se hicieron 50 mil nuevas chacras mixtas en Argentina. Eso lo hizo Juan Domingo Perón y en muchas localidades de la zona hay chacras de este tipo. Esa fue una reforma agraria exitosa, con 50 mil nuevos propietarios”.

En este marco, Peretti citó varios casos de reforma agraria implementados en el mundo, como la impulsada durante la Alianza para el Progreso en América Latina, o por Estados Unidos en Japón tras la segunda guerra mundial, igual que todos los países europeos en ese período, o Brasil a través del Instituto Nacional de la Reforma Agraria.

“La Federación Agraria fue una permanente impulsora de la colonización o reforma agraria de tipo privado, de comprar tierras y venderlas. Uruguay tiene un proceso permanente de reforma agraria desde el año 1942, con una ley de tierras y el Instituto Nacional de Colonización Rural, que compra tierras en el mercado privado, las parcela y se las entrega a los medianos y pequeños productores”, graficó el dirigente.

Sobre por qué es tan mal vista esta figura en Argentina, Peretti fue contundente: “Creo que hay un gran triunfo cultural de la oligarquía terrateniente que ha encapsulado y blindado ese tema porque no quiere que se lo toque ni que se lo vea. Argentina es un país muy raro en este sentido. Por ejemplo Batistuta (Gabriel ex futbolista) tiene 126 mil hectáreas de campo en la provincia de Santa Fe y paga el mismo impuesto inmobiliario que el productor que tiene cien hectáreas. Acá no hay un impuesto al latifundio y hay una serie de prebendas que han conseguido a partir de estigmatizar a quienes hablan de reforma agraria, o impuesto al latifundio, de manera que la clase política ni siquiera los menciona”.

En este punto destacó que Lisandro de la Torre y Juan B. Justo fueron defensores “expresos” de la reforma agraria en Argentina.

 

Pablo C. Salinas

puebloregional(280×180)

puebloregional(280×180)

banner-pueblo-reg

banner-pueblo-reg

Noticias Relacionadas