Pelearla en pandemia: “El Chino”, el chef santafesino que se quedó sin trabajo y cuidaba coches ahora tiene revancha

La historia es la de Cristino “El Chino” Centurión, que en último tiempo se convirtió en uno de los rostros del desempleo en Santa Fe. Por las restricciones de la pandemia se quedó sin trabajo en su profesión, que es la de chef y decidió cuidar coches. El viernes contó su historia en una entrevista radial, con Luis Mino, y este sábado comenzó a trabajar en la cocina de un bar.
“A los 10 minutos de la entrevista, ya me estaban llamando para coordinar cuándo empezaba a trabajar acá. No me va a alcanzar la vida para agradecerles”, insistió el Chino, muy emocionado.

Este sábado, Cristino habló con Bruno Ballestero en el móvil de Aire de Santa Fe, vestido de chef y al lado de sus compañeros en la cocina de 1980. “No les había contado a mis hijas que estaba cuidando coches, porque nunca les trasladé los problemas a mis hijas, así que se enteraron durante la entrevista. Están recontentas y ayer lloraban de alegría cuando me ofrecieron trabajo”, aseguró.
Cristino ahora está enfocado en rendir en la cocina. “Es lo que me gusta hacer, trabajé toda mi vida en la cocina. Vamos a probar a ver si les sirve lo que yo hago”, insistió, con la adrenalina del primer día en un nuevo trabajo.

El viernes, en la edición especial desde el teatro del programa “Ahora Vengo”, Centurión contó que le daba vergüenza pedir ayuda y que no quería subsidios ni bolsones. También reflejó lo duro que es “manguear” billetes y monedas en la calle. «La sensación de pedir es muy fea. Te parás al lado de un auto y la gente te mira raro. Hay personas solidarias y otros que te pisan», contó.

El drama de no tener un peso en el bolsillo lo lanzó a la calle cada mañana. El viernes, vino a Santa Fe caminando desde su casa en Santo Tomé porque no tenía dinero para cargar la tarjeta Sube. «Le dejé los $ 100 a mi hija y no tengo para volver a Santo Tomé», confesó llorando. Mientras avanzaba la charla, los oyentes y vecinos de Santa Fe, se solidarizaron y muchos se acercaron personalmente para colaborar con el hombre: desde un remisero que le ofreció llevarlo gratis de regreso a su casa hasta Eduardo Neri, músico de la banda Teorema.
Tras 40 minutos de entrevista, el «Chino» recibió el mensaje más esperado. El dueño de un conocido restó de Santa Fe llamó a la producción del programa para ofrecerle trabajo. Este sábado, Cristino volvió a empezar.

Fuente: Aire de Santa Fe

 

Noticias Relacionadas