Peiti, el hombre ligado al juego clandestino poseía entre 15 y 20 locales en Venado Tuerto y la región

Otra vez, una investigación deja al descubierto que Venado Tuerto y la Región son zonas donde tanto narcotraficantes como hombres vinculados al juego clandestino y asociaciones ilícitas están presentes y llevan adelante sus negocios. Semanas atrás se desbarató una banda dedicada al narcotráfico cuyo líder manejaba todas las acciones desde la celda donde estaba preso, en la provincia de Chaco y poseían un gran poder armamenstístico. Ahora, con el escándalo de corrupción que tiene en el ojo de la tormenta al recientemente renunciante fiscal regional de Rosario y a un fiscal de la misma fiscalía, por encubrir y pedirle dinero a cambio de protección a Leonardo Peiti, acusado de Jefe y Organizador de una Asociación Ilícita vinculada al juego clandestino.

Lo cierto es que nuestra región era una de las zonas por las cuáles Peiti tenía sus “negocios”. Diferentes allanamientos llevados a cabo en nuestra zona en los últimos años lograron la desarticulación de la banda de Peiti y su detención, en marzo del año pasado. Ya en el año 2017, el fiscal de Melincué, Matías Merlo, había estado al frente de una serie de allanamientos que empezaron por un garito ubicado en Hughes desde donde, a través de las pesquisas posteriores lograron dar con Peiti, que era el Jefe de la Asociación Ilícita, pero no era solo un garito en Hughes, sino que en la causa que elevará a juicio dentro de poco tiempo Merlo, están acusado no solo Peiti, como Jefe de la Asociación Ilícita sino también 7 personas más.

En los últimos años se realizaron un sin número de procedimientos en locales encubiertos donde se promovía el juego clandestino. En el mencionado 2017 se realizaron cerca de una decena de allanamientos y se secuestraron muchas computadoras utilizadas para realizar las apuestas en Venado Tuerto, tras una denuncia del senador Lisandro Enrico, donde hubo 6 personas detenidas que luego quedaron en libertad. En el 2019 también había ocurrido algo similar, con allanamientos y secuestro de alrededor de 30 computadoras. Este mismo año, allá por el mes de febrero también se realizaron pesquisas donde se secuestraron 25 computadoras y hubo un hombre detenido que recuperó su libertad horas más tarde.
En total, las causas que investiga el fical Merlo contra Peiti son 30, donde se comprobaron salas de juegos clandestino en Reconquista, Avellaneda, Wheelwright, Hughes, Venado Tuerto y Casilda, con un total de entre 15 y 20 locales de juegos clandestinos pertenecientes al acusado Leonardo Peiti.