Paro docente y derechos constitucionales vulnerados en escuelas de gestión privada

El delegado gremial de la Seccional General López de AMSAFE manifestó la solidaridad de los docentes estatales de Venado Tuerto y la región, frente al atropello del que son objeto los maestros que se desempeñan en escuelas de gestión privada de la ciudad. Para Delgado el hecho de que “el 6 de marzo hayan empezado las clases en algunas escuelas de Venado Tuerto de gestión privada, lejos de ser una buena noticia para los padres y alumnos, para la sociedad toda, debió ser leída como un retroceso en los derechos laborales de los trabajadores de la educación”.

El titular de AMSAFE General López reprodujo el relato de varios docentes de escuelas privadas de la ciudad que le señalaron “que asistieron a sus trabajos obligados por la patronal. Los obligaron a ir a trabajar pero les pagan el mismo salario que percibimos los estatales ¿A ustedes les parece que un docente privado es feliz percibiendo $12.000 de mínima cuando la línea de la pobreza es de $14.000?”. Según señaló Javier Delgado, los docentes privados de la ciudad “tienen las mismas carencias salariales que los docentes estatales, pero con el agravante de que en esas escuelas privadas además les cercenan el derecho de huelga, e incluso el de agremiación”.

“Desde determinados sectores se pretendió plantear que en Venado Tuerto había dos educaciones: una privada, ‘eficiente’, ‘que no perdía tiempo en huelgas o discusiones’; y otra pública, donde ‘se perdían clases’, ‘tiempo’ y donde ‘no se bregaba por la educación de los chicos’. Eso no es así. La educación privada en Venado Tuerto y región está atravesada por los mismos problemas que la pública, pero además los docentes son precarizados más allá de lo estrictamente salarial, con la conculcación de derechos elementales como el de agremiación y huelga.”, detalló Delgado.

“Un docente, ejerciendo su derecho de huelga le enseña a sus alumnos a luchar ante la adversidad, a defenderse, a ser solidario con sus pares. Creo que todo padre desea que su hijo sea educado en esos valores”, agregó.

Finalmente Delgado destacó “el carácter perverso” del sistema educativo en Santa Fe, que hace posible que con recursos públicos se financie la educación de gestión privada; siendo de esta forma el propio estado el que además de boicotear la potencialidad de la educación pública (“desviando recursos hacia el sistema privado, con el que supuestamente compite”), propicia la vulneración de derecho de los trabajadores de la educación que allí se desempeñan. “El estado propicia esta mentira encubierta de que ‘los padres deben elegir la educación privada para evitar que los chicos asistan a escuelas donde los docentes hagan paro y pierdan clases’, como una forma de evadir la responsabilidad que tiene como empleador de discutir y pagar salarios dignos, y respetar los derechos de los trabajadores”, reflexionó Delgado.

“Es al estado provincial al que más le conviene que la educación privada trabaje violando derechos de los laburantes, porque así continúa desdramatizando ante la sociedad su falta de compromiso para construir una educación digna. Si los docentes privados hubieran podido ejercer su derecho a huelga el paro del 6 de marzo hubiera sido casi total en Venado Tuerto, porque los docentes privados, con sueldos de $12.000 están tan disconforme como nosotros”, concluyó.

19.03.2017
7:39 Hs

Etiquetas:

publicidad

publicidad