No fue el Presidente sino la Justicia la que recomendó la «disminución de la sobrepoblación carcelaria»

Por Aldo Battisacco – Enviado especial a Buenos Aires –  Desde hace unos días la decisión de algunos magistrados de liberar personas detenidas por distintos delitos en las cárceles de Argentina, desató un vendaval de versiones sobre la responsabilidad y la participación del Presidente Alberto Fernández en estos hechos. Un comunicado de prensa de la Cámara Nacional de Casación del 24 de abril de 2020, desmiente que el mandatario tenga injerencia en los actos de emanados de la Justicia. Nadie leyó este documento?

La polémica sobre presuntas liberaciones, se mediatizó y las interpretación y especulaciones que se gestaron alrededor de las medidas proliferaron de una manera muy «singular», a punto tal que se tradujo en el cacerolazo del día jueves.

El acicateo mediático, político y de un minúsculo sector de la justicia, intentó impulsar que nos encontrábamos frente a una ola de «liberaciones» que por su masividad dejaría a los penales desiertos y no que se trataba de arrestos domiciliarios, de menos del uno por ciento de los presos.

Sin embargo, sobre la oportunidad de estas resoluciones  en el marco de la pandemia de coronavirus que se padece en todo el mundo, hubo quienes consideraron que es necesario respaldar la excarcelación de personas privadas de la libertad.

Así planteado, llama la atención la falta de profundidad en la investigación que sobre el tema debió encararse, si es que se estaba ante una situación de tal gravedad, que afectaría a la sociedad en su conjunto.

Todo parecía condecirse más a un formato de campaña que de difusión de la información necesaria para aplacar temores que angustiaron y angustian a la población.

El manejo de las cifras de excarcelaciones dejó en claro que de los 14 mil presos de la Justicia Federal, solo 320 recibieron este beneficio y alrededor de otros 430 de la justicia provincial de una población  alcanza 48.827 internos, sin contar que casi el sesenta por ciento aún no posee condena.

Si observamos el comunicado de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, la decisión unánime de los magistrados que la integran, hubiera dado por tierra con especulaciones carentes de sentido y propia de un nivel de extravío que aterra.

Los miembros de la Cámara Nacional fueron muy claros en la recomendación que impartieron a los jueces, principalmente cuando aluden a que sus actos deben ser en «base en la doctrina que emana en los reiterados precedentes del tribunal».

La Cámara fue contundente al decir que se «extremen los recaudos para coadyuvar a la más pronta disminución de la sobrepoblación carcelaria». Está claro. no admite discusión ni sobreinterpretación el texto  del documento.

Pero si algo se les pudo haber pasado a los propaladores de cosas inexistentes, la Justicia llamó a tener en cuenta «la situación de los internos que conformen los grupos de riesgo descriptos por la autoridad sanitaria», lo que no da lugar a ulteriores interpretaciones. Los magistrados recomendaron medidas tendientes a evitar contagios en los penales para evitar que más personas mueran

 

 

Fuente: Conclusion

 

Noticias Relacionadas