Legisladores de la UCR piden a la provincia que refuerce el control y la prevención en Casilda

Legisladores de la UCR presentaron un pedido para asistir al municipio de Casilda en el control de la pandemia. La ciudad ha registrado un aumento alarmante de casos día tras día y se ha perdido todo nexo en muchos de ellos.

Con la firma de los diputados y las diputadas Maximiliano Pullaro, Silvana Di Ste-fano, Juan Cruz Cándido, Georgina Orciani y Silvia Ciancio, se presentaron sendos proyectos pidiéndole al gobierno provincial que refuerce los controles de entrada y salida en los accesos a la ciudad de Casilda, que se aumente la cantidad de agentes del sistema de salud en el Hospital San Carlos y que se gestione con Nación el operativo detectar en la localidad.

“Los municipios y comunas no pueden estar solos ante tamaña crisis, necesitan de la asistencia del Estado provincial y por su intermedio que se exija al Estado nacional todas las medidas preventivas que se brindan a otras provincias. Perotti tiene los recursos y tiene que usarlos en vez de sentarse sobre la caja. Los santafesinos precisan asistencia urgente”, señaló Pullaro.

A su vez Di Stefano manifestó que “los gobiernos locales son la primera línea de reclamo que tiene la gente ante la crisis. Omar Perotti tiene que dejar de ser un vocero del gobierno nacional que traslada los programas, está gestionando una de las provincias más importantes de la Argentina. La gente necesita que actúe”.

Juan Cruz Cándido por otro lado expresó que preocupa la falta de apoyo del gobierno provincial a los municipios y comunas que son los que con mucho esfuerzo y sin asistencia, están haciéndose cargo de los controles a los ingresos a sus pueblos o ciudades, aportando elementos de seguridad a los SAMCO, a la policía. Perotti tiene un fondo de 3 mil millones para repartir entre municipios y comunas por la pandemia y a la fecha ha repartido poco más de un 10%.”

Por su parte Orciani destacó: “En los límites provinciales no existe el control que debería. En Casilda existe mucha actividad y requiere de un estricto control de ingreso y egreso en este momento delicado que está padeciendo. El gobierno provincial debe garantizarlo e informarlo para brindar tranquilidad a los casildenses y a los santafesinos”.

A su turno, la diputada provincial Silvia Ciancio, quien preside la Comisión de Salud, remarcó que el “Plan Detectar” como política pública nacional es una “estrategia importante” para el diagnóstico rápido y el “aislamiento de los casos positivos de coronavirus”, frenando de esta manera la propagación de los contagios. Luego de reunirse este martes con la titular de la cartera sanitaria provincial, Sonia Martorano, la legisladora confirmó que ya se evalúa la posibilidad de implementar el programa en la cabecera del departamento Caseros. “Se debe gestionar a través del Ministerio de Salud y por pedido de las autoridades locales. Pero como no se avanzó en ese sentido, lo hacemos ahora a través de la Legislatura”, amplió.

Los diputados y diputadas solicitan que se arbitre las medidas necesarias para realizar el control de ingreso y egreso a la localidad de Casilda para garantizar el cumplimiento del decreto N° 678/20 del Poder Ejecutivo Provincial y de la resolución N° 275/2020 del Ministerio de Salud, que establecen el aislamiento social, preventivo y obligatorio limitando los desplazamientos a los estrictamente necesarios por razones alimentarias, de salud o de fuerza mayor o a las actividades habilitadas. También solicitaron información acerca de si dicho control se hará con la policía de seguridad vial o qué división.

La cuarentena en la ciudad de Casilda se decretó el 4 de agosto, luego de que la ciudad registrara un aumento en los casos de positivos de COVID – 19. Se limitaron los desplazamientos autorizándose solamente los necesarios por razones alimentarias, de salud o de fuerza mayor o a las actividades habilitadas, sin ingresos ni egresos en la localidad. Desde el 22 de julio hasta el 9 de agosto se duplicaron los casos positivos y al día de hoy, martes 11, suman 290, varios de ellos sin un nexo epidemiológico claro.

Con el número de casos en aumento, las personas en aislamiento y los vínculos perdidos, el personal municipal ya no está en condiciones que continuar supliendo las obligaciones del gobierno provincial. Es imprescindible la participación provincial para garantizar el cumplimiento de las normas que aseguren a los casildenses la salud, los cuidados y la prevención adecuadas.

“Si el cuadro de situación amerita declarar una cuarentena sanitaria en la ciudad para controlar adecuadamente el brote y prevenir otros posibles contagios, las autoridades provinciales deberán coordinar las acciones con el municipio”, señalaron los legisladores.

Refuerzos

De igual manera solicitaron que se refuerce el personal en el Hospital San Carlos de Casilda ya que los 290 casos representan cerca de 1500 contactos estrechos de esos positivos aislados y no menos de 200 vecinos en espera de ser hisopados. Estas cifras se incrementan día a día, ya que, en promedio, se están detectando entre 20 y 30 casos positivos cada 24 horas. Si tenemos en cuenta que el efector asiste además a pacientes de Pujato, Los Molinos, Arequito, San José de la Esquina, Arteaga, Villa Mugueta, Fuentes, Chabás, Sanford, Villada, Bigand, Coronel Arnold y Carcarañá; la situación se agrava aún más.

“Sin el adecuado control se perdería el esfuerzo social y económico de todos los santafesinos y santafesinas; pero también reiteramos nuestra ferviente postura en contra del exceso de tareas delegadas a los gobiernos locales, con el incesante encogimiento del Estado provincial en completo desamparo de los ciudadanos”, enfatizaron los legisladores.

Por último, los radicales solicitaron que el gobierno de Omar Perotti gestione ante la Nación el desembarco del Programa Detectar en Casilda, algo que ya se efectuó en Perez donde se registraron 60 casos, una cifra muy inferior a las casi 300 que cuentan al día de hoy los casildenses.