La representante local de los Trabajadores de Sanidad, Nora Quevedo, denunció que el Sanatorio Castelli se niega a pasar por ART a trabajadores contagiados con Covid

Por si la pandemia aún no había dejado demasiada tela para cortar en nuestra ciudad y en toda la región con la problemática que trajo aparejada en cuanto a falta de personal y la limitante de camas que cada vez son menos, ahora surge otro inconveniente.
Según la denuncia pública realizada por Nora Quevedo, representante local de ATSA (Asociación de Trabajadores de la Sanidad), en el Sanatorio Castelli se niegan a pasar por la correspondiente Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART) a los trabajadores contagiados con coronavirus.

“Hay varios de los empleados infectados con Covid, y la institución se niega a pasarlos por la ART. Hablé con la persona a cargo que es Miriam Morales y me dice que las directivas del grupo Tita de Rosario, que son quienes tienen el Sanatorio Castelli, es que no sean pasados por ART. Ante esa negativa de la empresa sugerimos a los trabajadores que realicen la denuncia en la Superintendencia de ART y después de eso haremos una presentación por telegrama, porque no es una cuestión de elección, tienen que pasarlo por la ART, como lo están haciendo las otras instituciones de Salud”.
Aparentemente, esta no sería la única irregularidad que presenta el nosocomio privado venadense, ya que, según la entrevista realizada por Canal 12, Quevedo indicó que “en el Sanatorio Castelli se da la particularidad de tener varias irregularidades en el funcionamiento, porque dependen de Rosario. Si bien hay un Director Médico, que es el doctor Quevedo, pero tiene domicilio en Murphy. Como entidad gremial se nos hace muy difícil, porque siempre hablamos con Miriam Morales que no tiene poder de decisión en cuanto a alguna modificación en el manejo, por ejemplo, el personal de Admisión también es el de seguridad, y si faltan camilleros también cumplen ese rol, y no debe ser así”.Por último, y ya en términos generales que abarcan a los trabajadores de la Salud en su conjunto y sobre todo al personal de enfermería, Nora Quevedo informó e hixo un análisis de la problemática en cuanto a la falta de personal que desnudó esta pandemia, y los obstáculos que están atravesando los trabajadores sanitarios. “La falta de personal de enfermería no es de ahora, es de siempre. Nosotros como entidad gremial muchos años estuvimos realizando cursos de enfermería, después la Provincia no nos dió más esa autorización porque funciona la Escuela de Enfermería acá en Venado. Así nos encontramos con que hoy, con la pandemia, están cuatro o cinco veces más sobrecargados que de costumbre, haciendo doble turno, lejos de sus familias; están pasando un mal momento los trabajadores de la salud y no son reconocidos; están presionados, algunos maltratados por los patrones o jefes de turno ante alguna situación particular. Nos hemos encontrado con trabajadores de la Salud que tienen hijos menores y no tienen con quien dejarlos, y les dicen que si no van a trabajar están despedidos, asique andan con esos chicos para todos lados.