La fábula de la discriminación

anses-rgb3-AM

Para la Casa Gris, la falta de envío de recursos previsionales de Nación en “represalia” a Santa Fe agrandó el déficit de la Caja de Jubilaciones. Sin embargo, en el proyecto de Presupuesto 2016 el gobierno central prevé invertir en la provincia 36% más que este año y la gran parte del gasto lo ejecutará a través de Ansés.

Alrededor del debate sobre el polémico proyecto de reforma de la Caja de Jubilaciones de la provincia que impulsan senadores del PJ y acompaña el gobierno socialista saliente de Antonio Bonfatti y su sucesor Miguel Lifschitz, el Ejecutivo santafesino y el candidato a senador por el Frente Progresista Hermes Binner enseguida culparon a la administración kirchnerista y la señalaron como responsable por el supuesto déficit de la Caja previsional bajo el argumento de “recortes” en el envío de fondos y “discriminación” por el color político. Sin embargo, los fríos números estadísticos dan mayor claridad al análisis de la cuestión y descontaminan valoraciones un tanto sesgadas.

Al seguir la evolución de las variables de los últimos años se desprende que los recursos que gira Nación a Santa Fe van en continuo crecimiento. Así, se desdibuja la idea de “exclusión” de parte del gobierno nacional que la Casa Gris de manera persistente busca instalar entre los santafesinos. Sin ir más lejos, al cotejar el segundo trimestre de este año con igual período de 2014, los recursos con los que cuenta la provincia, tanto los enviados por Nación como los de recaudación propia, muestran un fuerte incremento en la comparación interanual con acento en el crecimiento de los de origen nacional, con una gran influencia del Fondo Federal Solidario o Fondo Sojero, que en promedio aumentó un 50 por ciento.

Pero el dato más reciente para destacar y que echa por tierra la fingida discriminación política que ensaya el Ejecutivo provincial es que el proyecto de Presupuesto 2016 que se discute en el Congreso contempla que el gobierno nacional estima invertir en Santa Fe un 36 por ciento más que este año, guarismo que está por encima de cualquier índice de inflación. La gran parte de este gasto lo ejecutará a través de Ansés, que da cobertura al 80 por ciento de jubilados y pensionados que viven en la provincia. El Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso) que dirige el economista Andrés Asiain elaboró un informe especial donde desmenuzó el impacto que tendrá el Presupuesto nacional del próximo año en territorio santafesino.

“El Estado nacional prevé gastar el año próximo en la provincia de Santa Fe una cifra equivalente al 83 por ciento del Presupuesto aprobado por la Legislatura provincial para el corriente año. Según la clasificación geográfica del gasto, el gobierno nacional va a gastar e invertir el año que viene en Santa Fe algo más de 63.742 millones de pesos. Para entender el peso relativo de este gasto, el Presupuesto aprobado por la provincia en 2015 es de 75.881 millones de pesos”, se comparó en el informe del Ceso al que accedió El Eslabón.

Pelotera en Caja

La Caja de Jubilaciones y Pensiones de la provincia es un organismo autárquico que se encarga de administrar el régimen de jubilaciones y pensiones de los empleados públicos. El sistema se financia con aportes de trabajadores estatales activos y contribuciones patronales, más otros recursos establecidos en la ley previsional provincial. Las autoridades de la Caja plantearon un escenario de creciente déficit.

En efecto, el senador Joaquín Gramajo (departamento 9 de Julio) presentó un proyecto de ley para introducir cambios en la Caja, propuesta que fue respaldada por el interbloque justicialista de la Cámara alta y por el propio gobierno provincial. La iniciativa propone crear una comisión bicameral que estudie el funcionamiento de la Caja en busca de revertir el “déficit” del sistema –que cálculos oficiales estiman para el año en curso en 2 mil millones de pesos– y hacerlo sustentable.

“Todos tenemos que entender que la Nación no ha cumplido en los últimos años con su obligación de solventar el déficit de la Caja de Jubilaciones (de la provincia)”, expresó el gobernador Bonfatti en declaraciones periodísticas y criticó a los gremios que agrupan a empleados públicos, que ni bien asomó el proyecto de reforma previsional se manifestaron en contra de cualquier intento de aumento de la edad jubilatoria o de incremento de los aportes de los trabajadores. Es más, consideraron que se trataba de un “ajuste encubierto”, señalaron que los aportantes no podían responsabilizarse por el manejo deficitario de la Caja y pidieron que se incorpore a los trabajadores al directorio del organismo.

En este contexto, el ministro de Gobierno Rubén Galassi indicó que “Nación dejó de enviar fondos a la provincia, para paliar el déficit de la Caja, en el año 2007”, cuando se produjo el cambio de color político tras 24 años y el Frente Progresista llegó al gobierno provincial. Según Galassi, el Ejecutivo nacional “está incumpliendo un compromiso que firmó cuando esta Caja no se transfirió. Desde que está el Frente Progresista, como lo hizo con tantas cosas, como vivienda, esos recursos no han llegado”.

¿Santa Fe postergada?

La aparente “discriminación” a la que estaría siendo sometida Santa Fe por parte de la Casa Rosada se torna difusa al momento de abordar números concretos. Como se contó más arriba, en el proyecto de Presupuesto 2016 el gobierno nacional invertirá en Santa Fe 36 por ciento más que en 2015. Según el informe del Ceso, la mayor parte del gasto corresponde a la Ansés, 75 por ciento del total, unos 47.300 millones de pesos que incluye 37.083 millones para prestaciones previsionales (jubilaciones) destinadas a un universo de más de 480 mil jubilados.
“Alrededor del 80 por ciento del gasto previsional que se realiza en la provincia corresponde a erogaciones realizada por Nación a través de Ansés y sólo un 20 por ciento del gasto total en jubilaciones lo realiza la Caja provincial”, se señaló en el análisis sobre los recursos que aporta el gobierno nacional en Santa Fe.
En igual sintonía, se brindaron detalles más finos: “La provincia cuenta aproximadamente con 549 mil jubilados, de los cuales 480 mil están cubiertos por el Sistema Integrado Previsional Argentino (87% del total). La Caja provincial cubre la jubilación de 69 mil jubilados santafesinos, es decir, el 13 por ciento del total. De esos 69 mil, 49 mil, es decir el 75 por ciento, cobran el 82 por ciento móvil”.

“Un hecho a destacar –continuó el informe– es que de esos 37.083 millones en jubilaciones, 15.162 millones de pesos corresponden a la ley de moratoria y 21.920 millones al régimen de reparto. Esto quiere decir que el 40 por ciento del gasto en jubilaciones se generó desde 2005 producto de la política de moratoria que permitió tener la cobertura previsional más alta de Latinoamérica, un 97 por ciento del total, es decir, casi el ciento por ciento de los abuelos en edad de jubilarse de todo el país están recibiendo un ingreso”.

Otras inversiones en la bota

Además, el gobierno nacional, a través de Ansés, pagará para 2016 en concepto de asignaciones familiares unos 6.848 millones de pesos en la provincia de Santa Fe. De los cuales, 4.085 millones corresponden a la asignación universal por hijo que beneficia a más de 257 mil jóvenes, y que sólo en Rosario serán casi 103 mil jóvenes (casi el 10 por ciento de la población rosarina). En cuanto al plan Progresar, Nación destinará 357 millones de pesos para los más de 35 mil jóvenes santafesinos que están completando sus estudios.

El informe del Ceso también indicó que de manera adjunta el Estado nacional distribuirá en Santa Fe 46 mil millones de pesos en carácter de coparticipación federal de impuestos, 1.544 millones se remitirán por el Fondo Sojero y 50 mil millones se destinarán a las universidades nacionales de la provincia.

Para el próximo año, el Ministerio de Seguridad de la Nación estima invertir en total en la provincia 1.055 millones con el objetivo de abordar la problemática de la inseguridad. Por ello, el Presupuesto 2016 prevé un incremento del gasto en seguridad del 44 por ciento, explicado por la política de asistencia en seguridad ciudadana que viene realizando Gendarmería en Rosario, que demanda unos 573 millones de pesos siendo esta cifra un 70 por ciento mayor a la prevista para 2015 (337 millones).

El Presupuesto nacional también incluye una inversión en obras en Santa Fe por algo más de 1.200 millones de pesos que serán destinados principalmente a obras viales, como también se destinarán 1.085 millones a Enargás para subsidios de transporte y distribución de gas. A esto hay que agregar más de 2.693 millones de pesos para pensiones no contributivas: son casi 64 mil santafesinos que reciben este beneficio las cuales son pagadas por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

En total, más de 800 mil santafesinos, más del 25 por ciento de la población, es beneficiario de alguna de las políticas del gobierno nacional. El trabajo estadístico ya citado concluyó: “Estos números sirven al debate porque muchas veces perdemos dimensión de la presencia del gobierno nacional en territorio santafesino”.

Fuente: El Eslabón

 

 

 

Noticias Relacionadas