En la conmemoración del 25, Lifschitz y Fein se acordaron de Macri

Santa Fe, 2016-05-25 Acto por el 25 de Mayo Fotografia : Eduardo Edmundo Seval

En los actos por el 25 de Mayo en Santa Fe, el gobernador Miguel Lifschitz destacó que «desde hace unos años la Iglesia viene haciendo una lectura con mucha sensibilidad sobre las problemáticas sociales que afectan a los argentinos», en referencia a la homilía del obispo de Santa Fe monseñor José María Arancedo en el tradicional tedeum de la capital provincial. Luego, en diálogo con los medios Lifschitz habló de la corrupción, el narcotráfico y la relación con el gobierno nacional: «Estamos reclamando más velocidad para resolver algunos temas», dijo a manera de reproche a la gestión que encabeza Mauricio Macri.

La corrupción fue uno de los temas tocados por Monseñor Arancedo durante la ceremonia. Al respecto, el gobernador expresó que «cada noticia tapa la anterior y nos muestra una realidad de la Argentina que no nos gusta ver, pero que tenemos que corregir. No hay posibilidad de terminar con la pobreza si no se termina con la corrupción». En Rosario, la intendenta Mónica Fein criticó la decisión del presidente de vetar la llamada «ley antidespidos», pidió una «patria sin colonialismo y con una economía centrada en la gente» y ratificó su compromiso de trabajar para «promover la actividad económica» en la ciudad.

Consultado sobre el narcotráfico, Lifschitz aseveró que «el avance del narcotráfico es de los fenómenos que la Iglesia está planteando a nivel nacional, a los cuales los gobiernos tienen que proponer políticas concretas, efectivas y con mucha responsabilidad». Sobre la situación económica actual del país y la provincia, Lifschitz comentó que «los problemas de la economía son importantes y hay que resolverlos, pero sin perder la mirada social». En ese marco, afirmó que «no hemos encontrado datos alarmantes en el empleo registrado de la provincia. Pero en el empleo informal, detectamos que no hay oferta de trabajo».

Refiriéndose al vínculo con el gobierno nacional, el gobernador aseveró que «la perspectiva y la situación de algunas empresas nos abre los ojos respecto de lo que podría ocurrir en los próximos meses si no hay respuesta del gobierno. Estamos reclamando más velocidad para resolver algunos temas. Hace más de dos meses que estamos reclamando por la situación de las industrias electro-intensivas de Santa Fe. La devaluacion, el aumento tarifario y la quita de subsidios, son medidas macroeconómicas que tienen su fundamento, pero han generado una situación social de gravedad».

Para Lifschitz el mensaje de Arancedo fue «una homilia muy a tono con el momento, con el desafío del presente, de la responsabilidad de los actos políticos, de dar testimonio y ejemplo de resolver el problema de la pobreza, que es uno de los males que mas afecta a toda la sociedad. Es una buen momento para hacer compromisos y pensar para adelante». Y agregó que «desde hace unos años la Iglesia viene haciendo una lectura con mucha sensibilidad sobre las problemáticas sociales que afectan a los argentinos. Siempre poniendo una luz amarilla sobre los temas mas acuciantes. El crecimiento de la pobreza a partir de la devaluación, es uno de los problemas mas importantes para la Iglesia».

Lifschitz afirmó en su discurso en la plaza que el 25 de Mayo «es una conmemoración muy significativa para la Argentina y, especialmente, para la ciudad de Santa Fe que es donde se realizan los actos centrales de la provincia. Es nuestra principal fecha patria. En ella nace el sentido republicano de la voluntad popular por conquistar la autodeterminación y se manifiesta el primer acto de independencia de nuestra Patria naciente». Y agregó que «somos herederos de ese patrimonio y estamos comprometidos con su mandato. Por tanto, es una buena oportunidad no sólo para mirar en perspectiva la historia sino también para sacar conclusiones y generar compromisos de cara al futuro».

Por su parte, luego del acto del 25 de Mayo realizado en Rosario, la intendenta Fein criticó la decisión del presidente Mauricio Macri de vetar la llamada «ley antidespidos», pidió una «patria sin colonialismo y con una economía centrada en la gente» y ratificó su compromiso de trabajar para «promover la actividad económica» en la ciudad.

También aseguró que hay que bregar por el desarrollo de «una economía centrada en las personas, defender el empleo, identificar que nuestro mayor desafío es la pobreza, esa es la forma de rendirle homenaje a los hombres de mayo», aseguró Fein, en una improvisada reunión con el periodismo frente al Palacio de los Leones.

Fein dijo que el veto presidencial fue una decisión equivocada. «La ley tenía un mensaje y era positivo: cuidar las fuentes de trabajo», y añadió: «Creo que no ha sido positivo que el presidente, si bien tiene la potestad de hacerlo, vete una ley que tiene el mensaje de cuidar el trabajo».

«Nuestro compromiso con esos ideales es construir una patria sin colonialismo y con una economía centrada en las personas», insistió la intendenta, y añadió: «Creo que la sociedad lo vive con expectativa y hay que acompañar esa expectativa».

«Hay que hacerlo también con acciones, nosotros vamos a seguir promoviendo reuniones con empresas, trabajando con los pequeños y medianos comercios, para tratar de impulsar toda aquella acción que promueva la actividad económica», remató (F: Rosario12).

puebloregional(280×180)

puebloregional(280×180)

banner-pueblo-reg

banner-pueblo-reg

Noticias Relacionadas