Exitoso debut del autocine en Venado Tuerto

La noche cálida de Venado Tuerto fue un plus más para la maravillosa primer experiencia. «Es la primera vez», dice Agustin, de 43 años, desde la ventana de su auto. En el asiento del acompañante está su hija mayor, Florencia, de 14 años, con una sonrisa que se hace visible más allá del tapabocas. «Solía ir al cine con mis amigas. Ahora no las puedo ver, pero esto es lo más parecido a un programa nocturno que viví en los últimos cuatro meses y, además, es muy original», comenta.

Desde el asiento de atrás, Martina, la hija menor, extiende hacia adelante un recipiente con pochoclos caseros que trajo de su casa, para que su madre y su hermana tomen un puñado. «Los hizo dulces, como nos gustan a nosotras», comenta  minutos antes de que empiece la función de «La Odisea de los Giles», después del éxito de la primera función de «Toc Toc».

Afuera del auto, sobre tres pantallas de 6×3 que cuelgan, se proyecta, una y otra vez, un trailer y institucionales del Gobierno de Venado Tuerto con un mensaje sobre la «magia del Autocine» que es presentado por la secretaría de Territorialidad y Desarrollo Cultural. Mientras tanto, el propio intendente Leonel Chiarella ordenaba sobre calle Dorrego el único ingreso al predio con un grupo de empleados con barbijos, máscaras, de la secretaría de Control Urbano y Convivencia, que guiaban a los conductores entrantes para que estacionen en los lugares previstos en los rectángulos previamente señalados dentro del Prado de Maria. Los espacios disponibles -unos 125 en total- fueron ocupados en su totalidad.

La película elegida para el avant premiere del autocine de Venado Tuerto, llevado a cabo anoche, fue Toc Toc a las 19 y La Odisea de los Giles a las 21. Este programa, que se inauguró de manera oficial, es una iniciativa de la secretaria de Territorialidad y Desarrollo Cultural con el acompañamiento de la dirección de Deportes, Educación. Además de su estacionamiento, se puso a disposición al público, en caso de alguna emergencia, una ambulancia, bomberos, y hasta de necesitarlo pinzas cocodrilo para la batería del auto.

Según informaron fuentes del municipio, las entradas para las funciones, que se agotaron en solo un par de días, permitió que tenga un fin de solidario con la donación de un litro de leche, lo cuál permitió que el eficiente programa «Venado Ayuda» colecte más de 120 litros de leche. Para evitar el riesgo de contagio, el audio de la película se transmitió a través de una frecuencia de radio que no interfirió en ninguna estación local.

Como el espacio que ahora se utiliza para el autocine solía funcionar como un área de entrenamientos, shows, eventos locales, todos actualmente con la imposibilidad de trabajar, las divisiones de los autos ya estaban señalizadas en el piso del terreno . Para mantener un mayor distanciamiento, los organizadores colocaron un auto cada dos lugares de tres metros de ancho y una separación de 8 metros de largo, con la posibilidad de tener dos salidas, y el ingreso de 60 automóviles por función.

Este inicio podría marcar el comienzo de un ciclo para todos los fines de semana con la posibilidad de funcionar con un horario para cine infantil/adolescentes y uno para adultos. Según informó Leonel Chiarella, intendente del municipio, su idea es extender este proyecto más allá del Prado de Maria. La propuesta es mantener una oferta de autocine en otros puntos de la ciudad que permita que otros barrios participen.

«Somos tres familias distintas en tres autos. Está bueno coordinar para venir porque es lo más parecido a hacer un programa juntos», dice Mariela Suárez, una de las madres del grupo.

El acertado evento inaugural de ayer fue un punto se goce familiar y también de reunión para familias y parejas. Muchos de quienes fueron no lo hicieron solo por la película, sino más bien por la experiencia, que describieron como especial y única, en medio del contexto actual.