Entradera a un comerciante venadense: le robaron y lo desfiguraron a golpes, tiene un ojo comprometido y varios puntos de sutura

El pasado fin de semana, un comerciante de nuestra ciudad sufrió un violento robo en su casa por de Deán Funes al 400, a quien le propinaron una fuerte paliza en horas de la madrugada cuando ingresaron tres delincuentes a su vivienda.
El hecho ocurrió cuando se encontraba mirando TV, según la denuncia en un momento escuchó ruidos que provenían del patio, y no dio importancia.
El mismo Oscar Leotta, víctima de este violento y repudiable hecho dio su versión de lo sufrido: “En un momento escuché un ruido en el patio y después otro más claro. En ese momento pensé se metió alguien. La puerta del patio estaba sin llave, y estaban todas las luces apagadas, solo estaba encendida la luz de la pantalla del televisor porque estaba mirando una película. Cuando me incorporo y hago unos metros desde la sala hasta el living veo unas sombras que vinieron hacia mi, y con mucha violencia se vinieron estas tres personas hacia mi y me empezaron a pegar con el cabo de un martillo”.

Oscar se defendió de las agresiones hasta que no pudo más y al ver que lo estaban golpeando demasiado les dijo que en un cajón estaba el dinero. Uno de los intrusos encontró la suma de 35.000 pesos, además se llevaron un celular Motorola y dos armas de fuego un revólver marca Suizo calibre 38.5 color negro y un revólver cromado calibre 32. Ambas armas estaban sin municiones y eran herencia de su padre, lejos de ceder, los ladrones intentaron atarlo, pero pudo resistirse. “Hasta el momento que se fueron fue todo lucha; me dieron una cantidad enorme de golpes, pero en ese momento por la adrenalina no sentía nada. Después escaparon por el patio a través de una terraza que es por donde habían entrado. Salí a correrlos alrededor de la manzana tocando bocina para ver si podía parar a alguien o si pasaba algún móvil policial, pero no había nadie. Luego salieron unos vecinos que me sugirieron que vaya al Hospital, ya que yo no era consciente de los daños que tenía”, prosiguió la víctima.
Los daños que sufrió Oscar debido a la golpiza recibida fueron muchos, con un ojo comprometido ya que le desplazaron el cristalino: “Me hicieron puntos de sutura en la cabeza, en la nariz, tengo el tabique fracturado y el mayor problema esta en la vista, ya que tengo un ojo muy comprometido”.

Este no es el primer robo que sufre el comerciante venadense, ya que según su propio relato tres días antes ya había sido blanco, como otras veces, de lo delincuentes: “He sufrido cantidad de robos, al punto que ya había dejado de hacer la denuncia. Tres días antes de este episodio me rompieron un vidrio y me robaron. Todas la veces que me robaron y denuncié no obtuve nunca un resultado. En este caso me decidí a hacer un día después la denuncia, y vi que en el momento la Policía se preocupó y se acercó, pero ahora ya no sé más nada. La sensación que nos queda a todos es que termina siempre en la nada, porque siempre hay algo que se encarga de que salgan impunes”. Expresó Oscar Leotta.

 

Noticias Relacionadas