En el último mes María Teresa estuvo en tres oportunidades al borde de la inundación

La Comuna de María Teresa envió una nota a Protección Civil a raíz de los riesgos de inundación que se repitieron tres veces entre fines de diciembre y principios de enero. Por ese motivo, se solicitó una máquina de urgencia para limpiar el canal.
“Hace rato que veníamos pidiendo al gobierno anterior una máquina a Recursos Hídricos para limpiar el canal norte, pero nunca nos atendieron. Seguimos reclamándola con el actual gobierno. Nos enviaron una pero el brazo de la máquina que nos mandaron, no llega a la totalidad del canal. Pudimos limpiar mil sobre siete mil metros. Sirve como una solución parcial en medio de una situación de tensión hídrica; pero sigue pendiente lo demás”, aclaró el presidente comunal Gonzalo Goyechea.
El dirigente local destacó la importancia de contar con una máquina adecuada para realizar la limpieza del único canal de desagüe que tiene la localidad, y especificó que desde 2012 no se realiza ningún tipo de mantenimiento para que funcione correctamente en un área donde se juntan sedimentos, ‘a pesar de los reiterados pedidos que desde la Comuna se realizaron a la Secretaría de Recursos Hídricos durante las gestiones de Bonfatti y Lifschitz’, según comentó Goyechea. La última de estas solicitudes que no obtuvo respuesta fue en septiembre de 2019.

La emergencia la determinan los más de 502 milímetros llovidos en el distrito en poco más de 30 días, una situación que lleva al límite el riesgo por las características de la cuenca endorreica en la que está ubicada la población, donde drenan 25 mil hectáreas de la zona rural además de la lluvia que cae en el casco urbano.
En solo tres días, entre el 28 y 30 de diciembre, la lluvia fue de 206 mm con ingreso en varias viviendas de dos manzanas del barrio Norte además del anegamiento de decenas de calles. A su vez, en otros dos días, entre el 14 y 15 de enero, la lluvia fue de 153 mm con ingreso de agua en más viviendas que en la lluvia anterior.
“Si bien ésta precipitación fue menor que la de diciembre las consecuencias fueron peores por dos motivos: la saturación de los reservorios de la zona rural lo que causó el ingreso de enorme cantidad de agua a la zona urbana y el desmoronamiento en sectores del Canal Norte por el aporte de agua de los campos en forma trasversal”, explican desde la Comuna en un comunicado difundido las últimas horas.
Comparando imágenes tomada el 28 de diciembre Con otras del 16 de enero, se puede ver el desmoronamiento del único canal de desagüe. En las primeras fotos el nivel de agua sobre el mismo llega casi a cubrir prácticamente la totalidad de Los tubos. En las fotos de enero el agua no cubría ni siquiera un cuarto de los tubos, siendo esto un indicador de que el canal sufrió un severo desmoronamiento. En las lluvias de enero se dio la particularidad que en aproximadamente seis horas el agua del pueblo escurrió lo suficiente para que ninguna vivienda tenga agua adentro y que varias calles anegadas desagotaran, pero a las 17 del día 15, las calles se empezaron a anegar nuevamente marcando que la cantidad de agua que ingresaba de la zona rural era mayor que la que salía por el Canal Norte.


“Fue en ese momento que se realizó la comunicación con Gabriel Gasparutti, secretario de Protección Civil para trasmitirle nuestra desesperación”, indicó Goyechea, quien señaló que en el barrio inundado no hay cloacas, las viviendas cuentan solo con pozos ciegos saturados por la elevación de las napas y no solo rebalsan, sino que ingresan a las viviendas aguas servidas por las cañerías con el consiguiente riesgo sanitario que esto implica. Goyechea destacó la ‘pronta respuesta y predisposición de Gasparutti, acercándose a nuestras necesidades y gestionando respuestas’.
El 16 de enero se le entregó una nota a Cecilia Morales, de la Secretaría de Recurso Hídricos, solicitando con urgencia el envío de una excavadora. “Hasta la fecha no tuvimos respuesta”, apuntan en la Comuna, «pero somos optimistas de que el gobierno provincial actual responderá prontamente. La limpieza del Canal que está ubicado a un costado de la ruta 14 también es fundamental porque permite que el agua de una gran parte de la zona rural se conecte en forma directa con el Canal Norte evitando con esto el ingreso al casco urbano como lo hace hoy en día”.