El pacto entre Videla, Clarín y La Nación para quedarse con Papel Prensa

El material muetra imágenes hasta ahora desconocidas del entonces presidente de facto Videla, cuando se refería a la detención de la familia Graiver, el 19 de abril de 1977. Esa misma noche, Clarín y La Nación se quedaban con la empresa papelera.
El 19 de abril de 1977 el presidente de facto Jorge Rafael Videla convocó a una conferencia de prensa para informar sobre el accionar del gobierno militar contra la “subversión”. Allí blanqueó que seis integrantes de la familia Graiver estaban detenidos desde hacía varios meses e informó que ese mismo día los pasarían a disposición del Poder Ejecutivo Nacional.

Esa misma mañana,la Junta Militar firmó una resolución que blanqueó la detención ilegal de seis integrantes del grupo Graiver y les incautó casi todos sus bienes.

Por la noche, representantes de los diarios Clarín, La Nación y La Razón depositaron en una escribanía el 98% del saldo restante para apropiarse de Papel Prensa. El pacto entre Clarín, La Nación y la dictadura estaba sellado.
Aquel día el Caso Graiver llegó a la portada de los matutinos con el secuestro de 15 personas del grupo, empleados y familiares que habían sido detenidos ilegalmente un mes antes.

Algunos de los detenidos fueron liberados de inmediato pero la mayoría padecieron tormentos y sobrevivieron clandestinos en el centro de torturas “Puesto Vasco” hasta el 19 de abril. A través de la resolución N° 3 de la Junta, se incluyó en el acta de responsabilidad institucional a Juan Graiver, Isidoro Graiver, Lidia Papeleo, Rafael Ianover, Orlando Reynoso y Francisco Fernández Bernárdez.

La Junta ordenó la prohibición de administrar y disponer de sus bienes y la internación, en el lugar que determine el Poder Ejecutivo, durante el tiempo que sea necesario.
papel-prensa
“El llamado Caso Graiver es algo importante, trascendente, espectacular. Es una parte de un todo al cual nos hemos de referir luego en particular que es la subversión, porque el Caso Graiver es un caso de subversión. Tengan ustedes la más absoluta seguridad y ruego que por intermedio de ustedes lo transmitan a quienes forman opinión a través de ustedes que es decisión irrevocable de las autoridades militares y las políticas llevar este caso hasta sus últimas consecuencias. Hemos prometido a la nación combatir a la subversión hasta su aniquilamiento”. Así hablaba Videla ante la prensa ese día.

En la biografía de Héctor Magnetto escrita por José Ignacio López llamada “El hombre de Clarín”, el autor comenta que el General Villarreal, secretario General de la Presidencia y mano derecha de Videla había comprendido como pocos el negocio que significaba Papel Prensa.
pacto clarin nacion y videla
El propio Villarreal le confesó a la periodista María Seoane en 1998 que Videla tenía preferencias por Clarín a la hora de elegir un socio: “Yo le voy a contar una anécdota. Cuando se discutía el famoso tema de Papel Prensa, de entrada había dos o tres candidatos y Massera destrozaba sistemáticamente a todos los candidatos. Cuando se forma este consorcio de Clarín, La Nación y La Razón empezó Massera a poner obstáculos. Videla venía bastante deprimido de todas estas reuniones, entonces un día le digo ´Mi general, evidentemente el candidato de Massera es Trozzo; entonces ¿por qué no utiliza usted la misma forma de Massera? En la reunión dígale ´muy bien, vos no estás de acuerdo con esto, pero desde ya te digo que el señor Trozzo es mala palabra para el Ejército – porque esa era la terminología que usaba Massera – Y Videla volvió encantado esa noche. Es mala palabra para el Ejército, se acabó la discusión y se aprobó de una vez por todas este tema”.