El diputado Pieroni culpó a las políticas nacionales por la situación financiera de la provincia

La semana pasada Pueblo Regional entrevistó a Rubén Michlig, representante del gobernador electo, Omar Perotti, en la mesa de transición conformada para organizar el cambio de color político en la administración provincial.

“La situación financiera de la provincia es muy delicada porque sufrió una transformación profunda respecto al año pasado. Llevamos más de un año con caída de la recaudación respecto de la inflación”, manifestó el dirigente encendiendo todas las alertas.

En respuesta a los dichos de Michlig salió el diputado provincial Oscar Pieroni, quien describió: “La provincia, los municipios y las comunas tienen una dificultad básica a partir de la quita progresiva de aportes del gobierno nacional, porque debieron ir haciéndose cargo de muchas cuestiones que estaban solventadas por el Estado nacional”.

A modo de ejemplo comentó que con la quita del Fondo Sojero, muchas obras tuvieron que ejecutarse “con fondos propios de los municipios y las comunas, muchas veces con el auxilio de la provincia”, y reconoció que el Estado provincial también tenía obras financiadas a través de este fondo y “de repente se quedaron sin fuente financiera”.

A la lista de complicaciones sumó la quita del subsidio a los combustibles, que en parte fue absorbida por la provincia para el transporte público; y “la falta de pago que estaba prevista, y no se ejecuta, del déficit equivalente de la caja de jubilaciones”. Puesto en números, son 5.900 millones de pesos que la Nación no transfirió a la provincia.

 

Noticias Relacionadas