Detectaron adulteraciones en tres medidores domiciliarios de Leandro Iraola

El tuerto venado da para todo. Mientras pide bala y mano dura para los “pibes chorros” mira sin ver cuando los que cometen un delito son empresarios o “gente de bien”.

Este es el caso del empresario Leandro Iraola, integrante del Grupo Iraola, propietario de la firma Corven y que en las últimas semanas compró el predio municipal de Belgrano y 9 de Julio por algo más de 30 millones de pesos, que según informaron desde la Cooperativa Eléctrica local tenía adulterados los contadores de energía de tres domicilios de su propiedad.

“En Venado Tuerto tenemos los vivos, que tienen mucha plata, y no pagan lo que les corresponde. Esto lo vimos en los barrios cerrados y otra gente que roba luz”, denunció el secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza, Jorge Viano.

En la misma línea marcó que “a la persona pobre que no llega a pagar la factura se la puede ayudar, pero tenes a los vivos, empresarios, que tampoco te pagan. La EPE te manda la factura de 30 millones de pesos todos los meses y si no se la pagas antes del día 10 te cobra un interés usurario”.

Sobre el caso de Iraola, Viano confirmó que “está constatado con escribano público (que tenía tres medidores adulterados). Este señor vive en calle Roca, entre Azcuénaga y Lavalle, después tiene otra casa a la vuelta por Lavalle, y otra por Azcuénaga. En los tres lugares se constataron problemas”.

En este sentido el sindicalista analizó que “hay gente que puede pagar y hace cosas raras, porque yo creo que el robo no se justifica ni en el más pobre ni en el más rico, pero de última un pobre gaucho que anda con una cuchara y un balde en bicicleta por la calle podes contemplar su situación, pero hay otras cosas que están totalmente fuera de lugar”.

Para contraponer el caso Iraola, la asesora legal del Sindicato de Luz y Fuerza, Patricia Romero, comentó que “desde el área social también tuvimos el caso de una madre joven, con cuatro hijos y el padre enfermo, que desde hace 30 días está sin energía buscando que alguien del poder político le ayude a pagar la factura y ni siquiera en esa situación se animó a pedirle a alguien que la enganche para robar luz. Vale la pena hacer esta discriminación de que ni aún en la necesidad extrema hay gente que roba energía”.

banner-publicidad-webnova

banner-publicidad-webnova

puebloregional(280×180)

puebloregional(280×180)

banner-pueblo-reg

banner-pueblo-reg

Noticias Relacionadas