Despidos en puerta: Peligran obras en Venado por desfasaje en los pagos a Supercemento

A las fuertes versiones de orden nacional sobre recortes presupuestarios para obras públicas proyectadas en el interior del país, ahora comenzaron a sumarse algunas situaciones que dan más certeza a estos malos augurios.

En principio se estarían dando algunos recortes en servicios adicionales prestados a la empresa Supercemento, como transportistas que fueron despedidos en los últimos días. Vale recordar que esta firma es la que ganó la licitación para ejecutar la primera etapa de la Autopista 33, entre Rufino y el acceso a San Eduardo.

El motivo de esta movida negativa sería un desfasaje en los pagos que debe realizar la Dirección Nacional de Vialidad a Supercemento (Corredor Central) por otros trabajos que ya se ejecutaron en Venado Tuerto y la región.

“Desde la empresa me comentaron que se está atravesando una situación compleja, porque hay un desfasaje en los pagos de Vialidad y las certificaciones, lo que hace que con el incremento de costos tengan complicaciones”, describió el secretario de Obras Públicas municipal, Pablo Rada.

Relacionado con esta crisis, el funcionario apuntó que “han venido a ofrecernos servicios gente que tenía contratos con Supercemento y que, lamentablemente, han quedado en una situación de stand by. Hoy si no trabajas no cobras y no podes llevar la comida a tu familia”, razonó.

En cuanto al caso particular de Supercemento, el secretario apuntó que hay tres escalas de trabajadores: terceros, que ofrecen servicios como el alquiler de camiones y camionetas para fletes, que sería un trabajo externo a la empresa; los empleados que ejecutan obras contratadas y recibieron licencia; y los que están en planta permanente.

Entre las obras realizadas por Supercemento están los accesos de avenida Santa Fe y ruta 33, acceso de avenida Chapuis y ruta 33, y el acceso al Parque Industrial La Victoria, todo en Venado Tuerto, y es la empresa que ganó la licitación para hacer el primer tramo de la Autopista 33 entre Rufino y acceso a San Eduardo.

En la actualidad “Supercemento sólo se estaba dedicando a tareas de mantenimiento y tenía toda una serie de obras en la ruta 8, porque maneja la concesión hasta Solís. También estaban trabajando en la zona de Río Cuarto. En la ruta 33 están a la espera de los desembolsos para el inicio de las obras de la Autopista”, apuntó Rada.

La firma venía arrastrando problemas de pago desde el Estado nacional por las obras de mantenimiento y viales que se ejecutaron en los últimos meses. En este punto el responsable de Obras Públicas, detalló que Supercemento colocó la iluminación de ruta 8 hasta el barrio Los Robles, instaló guardarrails desde la Curva de Pastorino hasta la rotonda, pavimentó las banquinas desde Dimmer hasta la ruta 33, y realizó trabajos de bacheo dentro de la ciudad.

Un dato más aportó el funcionario sobre las obras ejecutadas por la empresa en la ciudad: “Son todos trabajos realizados hasta 2015, de 2015 en adelante no tenemos nada en obras concretas”, para luego enfatizar que “hoy el Estado se ha achicado tanto que se ha olvidado de la función principal que es contener a la gente. Si vos queres que el Estado sea lo más chico posible en cantidad de empleados, también tenes que recordar que la función del Estado, a través de Vialidad Nacional, es brindar condiciones de seguridad, aunque sea mínimas, para transitar por las rutas. Este cambio que muchos eligieron, y deben hacerse cargo, nos está alejando de crecer como ciudad”.

banner-publicidad-webnova

banner-publicidad-webnova

puebloregional(280×180)

puebloregional(280×180)

banner-pueblo-reg

banner-pueblo-reg