Denuncian que Enrico “ni siquiera leyó el convenio” por obras hídricas en María Teresa

El convenio que la Comuna de María Teresa dio de baja con el Ministerio de Infraestructura de la Provincia, por la obra de desagüe urbano establecía expresamente “que no podía haber reactualización de costos”. Por ello, y a sugerencia precisamente del ministro León Garibay, la Comuna avanzó dando de baja aquel convenio de imposible resolución frente a los últimos sucesos económicos, para celebrar uno nuevo. “Jamás abandonamos la obra. De hecho, nosotros fuimos los que generamos el proyecto y los que realizamos absolutamente todas las gestiones”, remarcaron desde la administración comunal.

De esta forma la Comuna de María Teresa respondió a las declaraciones del senador provincial Lisandro Enrico, quien le había recomendado “que no abandone la obra de desagües urbanos” dado que “es una obra que ya tiene parte de la inversión concretada. Si bien los precios quedaron desactualizados por los movimientos abruptos de los mercados, el mecanismo en el Estado para solucionar el conflicto se mantiene como en cualquier proyecto, es decir, se somete la obra a una reactualización de precios para que se la pueda llevar adelante”.

Desde la gestión comunal desmintieron esas afirmaciones y explicaron que el convenio establece algo completamente diferente, por lo cual, “queda de manifiesto que el senador no leyó la letra del proyecto, y salió a hacer política hablando sin saber”.

La encargada de salir al cruce del senador fue la actual presidenta comunal María Cristina Gómez quién explicó que “fue el propio ministro Garibay, quien nos recomendó dar de baja el anterior convenio y avanzar en la redacción de uno nuevo, puesto que la ingeniera contratada realizó un recálculo de los costos con el dólar a 53 pesos, lo que daba una variación que llevaba el monto total a 24 millones de pesos. Originalmente, el convenio preveía una obra de 9 millones de pesos”.

Por otra parte, más allá del envío de los módulos de cemento, el convenio indicaba que no había envío inicial de dinero para las obras por parte de la provincia, de modo que la primera inversión corría por cuenta de la Comuna. Es decir, desde que se comenzaban los trabajos hasta la primera partida de dinero pasarían alrededor de 65 días. En una obra proyectada para ocho meses, implicaría que la Comuna debería hacerse cargo del 25% para poder ejecutarla, un monto que hoy sobrepasaría los 6 millones de pesos.

“Si a Enrico le hubiera preocupado realmente la ejecución de la obra debió acompañar los reclamos que nosotros le hicimos a la provincia frente al retraso de casi un año en enviar los módulos, pero no dijo nada. Y hoy define como ‘naturales’ los retrasos, como si no hubiera sido precisamente ese retraso en el envío de los módulos la causante de que hoy tengamos que dar el convenio de baja”, señaló. Añadiendo que “él (por Enrico) no sabe lo que es gestionar en un ejecutivo. Creo que en realidad no le importa. Por eso sólo trabaja para la tribuna, los medios y para especular políticamente. Si le interesa realmente la obra de desagüe urbano de María Teresa, por lo menos lea el proyecto y el convenio, y venga a gestionar institucionalmente, como corresponde”.

puebloregional(280×180)

puebloregional(280×180)

banner-pueblo-reg

banner-pueblo-reg