Czelada, de Carmen: “Nadie esperaba esto y estamos totalmente desprotegidos”

La problemática hídrica de la región colocó a varias comunidades enfrentadas en la búsqueda de soluciones. Muchas de las respuestas que se brindan implican el traslado del problema a las comunidades vecinas. Uno de esos pueblos que se mantienen en una situación apartemente secundaria por no haber sido afectado en los niveles que sufrieron otros pueblos de la región, es la comuna de Carmen. Sin embargo, algunas de las propuestas esgrimidas para brindar soluciones a los barrios de Venado acarrearían serias preocupaciones para el pueblo.

“Si vemos lo que están pasando otros pueblos, tendríamos que no ser desagradecidos. Pero esto del canal San Urbano es una preocupación desde hace muchos años. Era una obra que no se la adjudicaba nadie. Es una obra para salvar a Venado y nos hacía desaparecer a nosotros”, dice Walter Czelada, presidente comunal de Carmen.

La cadena de sucesos ligados al tema del agua desenvolvió una problemática que tiene raíces profundas y una larga trayectoria de negligencias, soluciones pasajeras e inoperancia política. Las consecuencias las padecen las poblaciones. En ese contexto, parece haber una falta significativa de miradas globales que enmarquen la situación por parte de la dirigencia política. “Este tema no es para sacar rédito político, hay que buscar una solución de conjunto”, afirma Czelada.

Según expresa el presidente comunal, en Carmen los canales están cuidados y cuando llueven, el agua se escurre a través de la laguna La Larga. En el caso que se produzcan intensas precipitaciones, el pueblo corre riesgo de inundarse, ya que tiene la forma de una hoya que concentra el agua de los distritos vecinos. “Qué mejor que todos tengamos la posibilidad de sacar el agua, no importa la ideología política. Pero que se saque con obras planeadas, con compuertas. Y la de Venado la tengo que manejar yo, que puedo decidir en base a la situación del pueblo. Lamentablemente, nadie esperaba esto y estamos totalmente desprotegidos”, agrega.

El caso del canal San Urbano es un emblema de las contradicciones y falencias alrededor del asunto hídrico de la zona. “No se trata ser solo ingeniero, sino también tener experiencia. Vialidad e Hidráulica iban a venir a trabajar en conjunto para brindar soluciones. Esto está mal hecho. El canal en sus dimensiones tiene que triplicarse en su ancho, para que lleve más agua en menos altura”, dice Czelada. Y en relación al impedimento del Nodo de que se tire el agua al canal para evitar afectar a los demás pueblos, completa: “yo conozco gente de Carmen que está trabajando en el Nodo y desde allá me tiran la solución. Pero esa gente pertenecía al partido de gobierno y no hicieron nada y ahora quieren tener la solución de todo. Yo he demostrado que soy la mejor administración, que pude dar vuelta todo. Recibo la discriminación del senador del departamento”.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *