Coronavirus: médica venadense sigue siendo noticia por su solidaridad y compromiso

El Concejo de Rosario distinguirá a dos médicas residentes del centro de salud municipal Ceferino Namuncurá ubicado en el sector humilde de barrio Fisherton, al noroeste de Rosario. Les entregarán un diploma de honor por crear una red entre vecinos, vecinas y organizaciones del barrio para la elaboración y distribución de viandas para pacientes con diabetes en el contexto de aislamiento por Covid-19. Pero no todo termina allí. Diana Sacco y Noelia Jacques, las profesionales en cuestión, presentaron su trabajo en una convocatoria de la ONG Iberculturaviva (un programa de cooperación entre países iberoamericanos) y lograron el segundo lugar. Recibirán una subvención que les permitirá continuar con sus labores solidarias.

Así lo comunicó la directora del centro de salud, Andrea Montaner, quien valoró la nota que La Capital publicada hace doce días donde se relató la experiencia que se hizo conocida no sólo en la ciudad y el Concejo, sino que impulsó a «las chicas de las viandas», tal como se las conoce en el barrio, a presentarse en el certamen internacional.

«Salieron segundas, el trabajo está entre los cinco elegido de la Argentina y encima el Concejo galardonará ambas médicas y a todo el equipo de salud del centro», resaltó orgullosa.

Queremos distinguirlas por su gran trabajo para garantizar el derecho a la salud y, a través de ellas, al trabajo integral desarrollado por el efector”, señaló la concejala Susana Rueda, del bloque Rosario Progresista, impulsora de la iniciativa.

El proyecto de la red surgió a partir de que un paciente diabético del barrio se desvaneció en su domicilio por no haber comido adecuadamente durante días por la necesidad de alimentar a los más chicos con lo poco que tenían.

El accionar del centro de salud logró estabilizar la situación del hogar y brindar el alimento adecuado para que el paciente se recupere. A partir de esta situación, las médicas decidieron organizarse y tres veces por semana reparten viandas para 20 pacientes insulinodependientes del barrio que no tienen otra forma de acceder a la comida para cumplir con la dieta que necesitan.

 

 

Noticias Relacionadas