Chiarella propone destinar una partida de calle Belgrano al Centro Cultural

“Los argumentos son siempre los mismos, lo que si fuimos ofreciendo son distintas propuestas”, afirmó el concejal radical Leonel Chiarella, poniéndose un poco colorado, pero no por vergüenza, sino porque es una de las características de su contextura física.

La consulta de PUEBLO Regional fue sobre las distintas posiciones que fue tomando el bloque boina blanca en los últimos días sobre las obras que se deben realizar en el Centro Cultural Municipal y la forma de financiar los trabajos.

“Cuando el Concejo decidió no votar el pedido de endeudamiento fue por distintos motivos. El primero fue que había una deficiencia técnica, porque el mensaje decía que el Municipio iba a tomar dos créditos, uno en Cooperación Seguros y el otro al Banco Credicoop, el primero con una tasa del 26 por ciento anual, y el segundo de una tasa variable del 30 por ciento, sin plazos. Haciendo números calculamos que el Municipio va a sacar créditos, un endeudamiento, por 6 millones de pesos y vamos a terminar devolviendo 9 millones”, explicó Chiarella.

En el caso de Cooperación Seguros, el edil radical consideró que la tasa debería ser más baja porque “la empresa no tiene riesgo de que la Municipalidad no le vaya a pagar, porque en lugar de pagar 200 mil pesos de DRI van a pagar 100 mil”.

Otro reparo puesto por los radicales es que “se manda un pedido de endeudamiento y no se establece para qué se va a utilizar esa plata, porque no se precisa cuál es la obra que se va a realizar, ni se determina si va a haber una empresa, se va a llamar a licitación o un concurso de precios”.

Entre las alternativas planteadas por el bloque para financiar la obra, surgió la “idea de pedir aportes del Fondo de Obras Menores. Lo que nosotros vimos es que quince días antes habíamos aprobado el Fondo de Obras Menores 2017 con diferentes destinos. Cuando analizamos los destinos vimos que la primera etapa de obras la podíamos cubrir con los fondos que iban a estar destinados a la remodelación de calle Belgrano y Mitre, cuando todavía no se terminó de Rivadavia a Iturraspe. Esa partida era de 3.458.000 pesos y proponemos ponerle como asignación los recursos de la etapa uno de reparación del Centro Cultural”.

Chiarella también puso el acento en que el informe sobre el deterioro del edificio del cine teatro data de un año y medio, con lo cual la urgencia manifestada desde el oficialismo no sería tal.

Según la evaluación del edil radical, utilizando los 3 millones de pesos del Fondo de Obras Menores, el Municipio se ahorraría los 3 millones extra que tendría que pagar por intereses de los dos créditos que pensaba tomar, con lo cual podría encarar la segunda etapa de la obra destinada a trabajos de remodelación.

 

Distinta vara

En defensa de la posición adoptada un año atrás cuando aprobó la toma de un crédito a una tasa de 35 por ciento para la compra de colectivos, Chiarella planteó que “lo que nosotros vimos ahí es que el precio de los colectivos era barato, porque comprábamos cinco unidades por 1,2 millón de pesos y la tasa de interés era fija, y lo que ahora están proponiendo es un crédito con tasa variable”.

“Aprobamos la tasa de 35 por ciento porque era la única propuesta que había. Dijimos hay una oportunidad de comprar cinco colectivos que la ciudad necesita, está el Municipio que los vende, está la oferta para poder pagarlo, estábamos todos de acuerdo y no había otra propuesta, entonces dijimos lo aprobamos”, subrayó Chiarella, con un leve sonrosado en las mejillas.

Sobre el crédito del Banco Credicoop, el legislador también puso en la balanza que la entidad se vería beneficiada con la obra puesto que su edificio es lindero con el Centro Cultural Municipal, por lo cual, opinó, debería bajar la tasa de interés exigida.

Del otro lado del ex Cine Teatro Opera está el Colegio Santa Rosa, que también se beneficiaría por las obras, pero en este caso, a pesar de tratarse de una institución privada (con apoyo del Estado), Chiarella opinó que no debería pagar parte de los trabajos.

 

 

Origen del deterioro

Según los informes técnicos el deterioro en los cimientos del Centro Cultural tendría su origen en una pérdida en los caños del servicio de agua potable.

Aunque Chiarella evitó acusar directamente a la Cooperativa de Obras Sanitarias, remarcó que si se comprueba que el perjuicio se ocasionó por una pérdida de agua potable la concesionaria debería hacerse cargo de los costos de la obra de reparación “como lo hizo con un montón de privados. Lo mismo que está pasando en el Centro Cultural pasó en un montón de casas y la Cooperativa paga por su responsabilidad”.

Volviendo a las obras más urgentes que se requieren en el edificio, el legislador aseguró que acompañarán el pedido del Ejecutivo “porque somos responsables en ese sentido. Autorizaríamos esos trabajos urgentes, pero pidiendo información sobre la empresa que los haría, los plazos de obra, porque acá se está planteando una obra sin plazos”.  (foto gentileza Venado24)