Alberto Fernández visitó Venado Tuerto y pidió trabajar en conjunto por una Argentina mejor

El jueves 3 de diciembre el presidente de la Nación, Alberto Fernández, acompañado por gran parte de su gabinete, y la vicegobernadora Alejandra Rodenas, visitó la ciudad de Venado Tuerto, donde recorrió dos prósperas empresas: la local Corven en su planta de motocicletas, y el semillero internacional Syngenta, gestor de la visita en el marco de los festejos por su vigésimo aniversario.
El acto dio marco al anuncio del acuerdo entre las compañías Syngenta y Sinograin Oils Corporation para la venta a China de 1,2 millón de toneladas de soja originaria de Argentina y Uruguay, por un monto superior a los 500 millones de dólares, y un plan de inversiones en el país por 25 millones de dólares hasta 2022.
La visita estaba prevista para la semana pasada, pero el fallecimiento del ex futbolista Diego Armando Maradona obligó a la postergación de la actividad que finalmente se concretó este jueves.
Durante el acto oficial, desarrollado en la planta del semillero, los discursos estuvieron a cargo del CEO de Syngenta para Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia, Antonio Aracre; el gobernador provincial Omar Perotti (por videconferencia), y el presidente de la Nación, Alberto Fernández.

 

 

Cambiar la normalidad
En su discurso en la planta de Syngenta el jefe de Estado comenzó por agradecer en su día a los médicos y médicas argentinas por el trabajo que realizaron para combatir la pandemia de Covid 19, y luego dedicó un párrafo a las personas con discapacidad que también conmemoran este 3 de diciembre su día.
Tras analizar la forma en que la pandemia afectó a “todos los ciudadanos y ciudadanas del mundo”, el Presidente consideró que “durante todo este tiempo muchos pedían volver a la normalidad, y yo me pregunto siempre si de verdad quieren volver a la normalidad que conocieron, una normalidad que fue profundamente injusta y fue necesario que viniera un virus y dejara en evidencia la desigualdad que existía entre nosotros”.
En la misma línea se preguntó: “Volver a la normalidad es volver a un mundo donde la concentración del ingreso está en manos de pocos y la pobreza se distribuye entre millones, esa normalidad es un mundo con millones de hambrientos, es pensar en un capitalismo que juega financieramente o pensar en un capitalismo que invierte, produce, genera trabajo y desarrollo”.
Para cerrar la idea, Fernández aseguró: “La verdad es que no tengo ningún interés en volver a la normalidad que conocí, porque esa normalidad no dio los mejores resultados y generó mucha desigualdad y pobreza. Condenó a la miseria a millones de seres humanos, hizo un mundo central y uno periférico, hizo una Argentina central y otras periféricas, y yo a esa normalidad no quiero volver”.
Por otra parte, consideró que la pandemia “nos da la oportunidad de crear otra normalidad, una normalidad que a todos nos integre. Nos da la posibilidad de hacer una Argentina no sólo para algunos sino para todos. Que no deje a nadie en la vereda y les dé a todos un techo”.

Invitación a soñar
Para el jefe de Estado “las sociedades más ricas son las que han desarrollado la educación, la ciencia y la tecnología. Acá estamos en un lugar donde la investigación, la ciencia y la tecnología se aplican a la agricultura que es la base del alimento humano, y así tenemos que pensar la Argentina del futuro”.
Al mismo tiempo, el Presidente consideró que “tal vez la pandemia nos permita darnos cuenta de la necesidad de estar unidos, de trabajar en conjunto, de no divorciar esfuerzos, de entender que cuando uno gana, ganan todos, de entender que ninguna sociedad es una sociedad si uno gana y otro pierde, porque eso se parece más bien a una estafa. Para eso hace falta que todos unamos fuerzas y nos animemos juntos a encarar ese futuro”.
A modo de cierre, Fernández recordó una frase de Antonio Cafiero: “Quien sueña solo, sólo sueña, pero el que sueña con otro construye un futuro. Soñemos juntos”.

 

Mensaje esperanzador
Por videoconferencia, como consecuencia del aislamiento que está atravesando por un contacto estrecho con un enfermo de Covid, el gobernador Omar Perotti, destacó la recorrida que Fernández realizó en Venado Tuerto, primero visitando la planta fabril de Corven Motors y luego la del semillero Syngenta.
“Tenemos el pleno convencimiento de que hay que sumar, hay que cooperar, ese es el gran potencial de la Argentina”, resaltó Perotti, para luego apuntar que “tenemos un potencial muy valioso y de mucho más futuro que es la capacidad y el conocimiento de nuestra gente. Es la posibilidad de la ciencia y la tecnología sumando dentro de cada semilla”.
Paralelamente, reconoció que “tenemos una posibilidad concreta y directa de Argentina de sumar a todo su potencial en el sector agropecuario, toda la capacidad de nuestra gente y la apuesta firme de acompañamiento que el gobierno ha hecho al sector productivo, pero siempre en el convencimiento de respaldar a la ciencia y la tecnología”.
El gobernador también agradeció a las autoridades de la firma anfitriona por “invertir en Argentina, por invertir en Santa Fe y por permitir que desde aquí vaya conocimiento al mundo en cada una de las semillas”.
Para cerrar Perotti afirmó que “si nosotros conseguimos superar día a día estos difíciles momentos que nos están tocando, no me caben dudas que esta incertidumbre se transformará en esperanza. Hoy estamos sembrando futuro señor Presidente. En Santa Fe todos nos sentimos parte de algo grande, por eso nuestro esfuerzo y compromiso diario”.

Palabras del anfitrión

“Estamos comprometidos con las nuevas generaciones que nos piden más cuidado con el medioambiente, que tengamos cuidado con el cambio climático y la respuesta a todo eso es ciencia y tecnología. En esto estamos comprometidos, porque la sustentabilidad es sumamente importante, pero no puede ser a costa de la pérdida de puestos de trabajo o de decrecimiento económico en una Argentina donde todos queremos reducir la pobreza y generar trabajo genuino”, alegó Aracre.
En la misma línea planteó que la “educación pública va a tener un rol muy importante porque hoy tenemos que inspirar a los jóvenes en un proyecto de desarrollo que los motive a quedarse, pero también debemos incluir a los padres de esos jóvenes que se cayeron del sistema en los últimos años”.
Tras recordar las palabras del ex presidente Raúl Alfonsín referidas a la necesidad de una democracia que cure, eduque y dé trabajo, el CEO de Syngenta aseguró que “nosotros estaremos acá para poner el hombro en lo que haga falta”.

 

FOTOS: NICOLAS VILCHEZ

04.12.2020
12:58 Hs

Etiquetas:

 

Noticias Relacionadas