A más de dos meses de su muerte: Roberto, el papá de Lucas Cabral informó que las pericias de Seguridad Vial indican que la Policía chocó a Lucas, y que los apuntaron con un arma

(PR)La noche del sábado 25 de julio, el choque de un móvil policial a la moto de Lucas Cabral, joven de 22 años de nuestra ciudad terminó con su vida. Un episodio tan lamentable como repudiable, que no debe quedar en el olvido de la sociedad.
Mucho se habló de este episodio y muchas fueron las hipótesis, conjeturas y palabras de la sociedad en su conjunto sobre lo ocurrido aquella noche, quizá porque las primeras informaciones que se conocieron al respecto fueron dadas por la propia Policía, partícipes del hecho en cuestión. Además, el tema se puso sobre la superficie cuando se conoció la noticia de que la familia de Lucas Cabral había dado el visto bueno para la Ablación de órganos, con los que se salvaron y se le dio esperanzas a otras personas.

Sin embargo, a más de dos meses de lo ocurrido, ya no se habla del tema y pereciera encaminarse a quedar en el olvido y como consecuencia en la nada, como ha ocurrido otras veces.
Desde Pueblo Regional dialogamos con Roberto, papá de Lucas, quien nos contó que no tienen ningún dato nuevo, solo una de las pericias que indica que el móvil policial fue el que chocó a Lucas y no al revés como se dijo en un principio. Además, informó que Lucas tenía todos los papeles de la moto la noche que el patrullero lo embistió, y que huyó del control porque, como declaró el otro chico que iba con él en la moto, los efectivos policiales antes de pararlo les apuntaron con las armas. “No fue un accidente. A Lucas lo mataron”.

“Sobre la causa mucho no sabemos. Sabemos que está en etapa de investigación, que se han hecho dos pericias, una de Seguridad Vial, cuyo resultado arrojó que el patrullero embistió a Lucas y falta la de Gendarmería que todavía no llegó”, expresó el papá de Lucas, Roberto, agregando que “con todo este tema del Covid, las Fiscalía estuvo cerrada 21 días y el abogado nuestro, el doctor Domínguez todavía no pudo acceder al expediente”.
Sobre la sensación de la familia respecto al episodio y la actuación de Ministerio Público de la Acusación, Roberto afirmó: “Nuestra sensación es que son asesinos con uniforme, porque salieron a matarlo a Lucas. Por más que la Justicia diga otra cosa. El primer fiscal que tuvo la causa, Matías Blanco, caratuló la causa como Homicidio Culposo para Elías Parra, que es el policía que manejaba. Y con el fiscal que está a cargo ahora (Eduardo) Lagos, tuvimos una sola conversación porque después se cerró la Fiscalía. Tenemos que pedir al Ministerio de Seguridad las grabaciones de los handys, porque me dijeron que quedan grabadas. Si bien el fiscal nos dijo que ya las pidió, nosotros vamos a presentar un escrito con nuestro abogado para pedirlas también”.

Seguidamente, consultado sobre como está el y su familia luego de más de dos meses de la muerte de su hijo, con un profundo dolor expresó “estamos destruidos. La poca fuerza que nos queda es por nuestro otro hijo; si estuviéramos nosotros dos solos no se lo que sería, no quiero ni pensarlo. Tengo la sensación también de que hay mucha injusticia, porque esto tiende a quedar en la nada y te da mucha bronca e impotencia”.
Un dato llamativo que surge de la charla mantenida por Pueblo Regional con Roberto, es que las cosas no habrían sido como se dieron a conocer en un principio. Las primeras informaciones daban cuenta que Lucas, al ver el control policial habría dado media vuelta y se habría dado a la fuga, siendo perseguido por los móviles policiales.
Las diferentes versiones dejaban entrever que Lucas Cabral, el joven de 22 años, habría tomado esa determinación para que no le saquen la moto ante algún faltante de documentación, pero según su papá, el joven poseía toda la documentación consigo. “Si le hubieran pedido los papeles de la moto y el carnet él andaba con todo encima siempre y enseguida se los hubiese mostrado. Las veces que lo pararon en un control nunca tuvo problemas”.

Además, el relato del amigo de Lucas que circulaba a su lado en otra moto, declaró ante el Fiscal que la policía les apuntó: “Cuando a Lucas lo intercepta la policía le apuntaron con la escopeta, por eso Lucas se fue del lugar y lo empezaron a perseguir. El chico que estaba con él esa noche declaró ante el fiscal que los apuntaron con el arma y por eso se fueron, porque se asustaron. Después se separaron y a Lucas me lo siguieron por toda la ciudad como un delincuente y lo mataron; la pericia dice que Lucas hizo la maniobra de esquive y el móvil nunca frenó y lo embistió. En las fotos se ve que el golpe está en el tanque de nafta y en la tapa del embrague, que está rota; todo el golpe está en el costado, el frente está sano”.
Para culminar, Roberto aseguró: “No queremos que quede en la nada y vamos a ir hasta las últimas consecuencias, porque lo de Lucas no fue un accidente, a Lucas lo chocaron”

 

Noticias Relacionadas