Rostom criticó al freyrismo por sentarse a negociar con el PRO

Una fuerte polémica se generó en el Concejo Deliberante venadense el pasado 29 de noviembre cuando entre gallos y medianoche se aprobó la destitución del secretario Federico Longobardi, que será reemplazado por Norma Orlanda, y el nombramiento del dirigente de Cambiemos, Lucas Huergo, como prosecretario, cargo que había quedado vacante tras la salida en 2012 de Mónica Boladeras.

La remoción de Longobardi, luego de 12 años de labor en el Legislativo, recibió el voto positivo de los cuatro ediles del oficialismo (Pedro Bustos, Germán Mastri, Débora Domínguez y Griselda Vaccarini), los dos de Cambiemos (Francisco Paris y Viviana Downes) y el socialista Fabián Vernetti. En tanto que el ingreso de Huergo como prosecretario contó con los mismos respaldos, menos el de Vernetti que fue reemplazado por el del presidente del cuerpo, Carlos Díaz Vélez.

La que con más vehemencia cuestionó el pacto político para sacar a Longobardi y nombrar a Orlanda, y aprobar el ingreso de Huergo como prosecretario, fue la concejala de Nuevo Horizonte, Liliana Rostom.

“Yo me enteré sobre la hora que estaban pergeñando, negociando el PRO con el kirchnerismo, haciendo un arreglo político, dándole al PRO un cargo que no hace falta en el Concejo, que hace años no se cubre, para que ingrese Lucas Huergo, y eso a cambio de la cabeza de Federico Longobardi”, describió Rostom.

La legisladora recordó que cuando dejó el cargo de prosecretaria Mónica Boladeras planteó que no era necesario reemplazarla, “porque medió millón de pesos por año para pagar un cargo que no hace falta es un derroche” y opinó que el ingreso de Huergo “se debe haber negociado por alguna votación, vendrá incluido con lo de Corven, con la presidencia, no sé, pero es un cargo que no hace falta”.

Dura contra el oficialismo la edila enfatizó: “Ellos salieron a negociar, y después andan llorando por los mapuches, por el aumento de la edad jubilatoria, pero se sientan a negociar con el PRO, con los que mandan a matar a los mapuches y hacen a la gente cagar de hambre. Esa es la realidad”.

Un poco más calmada, la referente de Nuevo Horizonte reconoció que votó a favor del nombramiento de Norma Orlanda, “porque ya lo había decidido el Ejecutivo, lo habían destituido a Longobardi y creo que Norma puede hacer una buena labor en una tarea que ya conoce. No es especialista, pero ya estuvo en el Concejo. Lo que no me gustó fue todo lo otro, porque yo me enteré casi al mismo tiempo que la prensa”.